Maxibon casero, sándwich helado de nata con chocolate

Maxibon casero, sándwich helado de nata con chocolate. ¡¡Facilísimos!! Ideales para el verano o como postre en cualquier ocasión; Estos helados no dejaran de sorprender a grandes y pequeños por su sabor y textura tan deliciosa. Además son tan fáciles y rápidos de hacer que no dudareis en repetir la receta una y otra vez.
Ingredientes
---------- Ingredientes del helado ----------
.
20 Galletas rectangulares
500 ml Nata para montar o crema de leche para batir (2 Cups)
125 g Leche condensada (1/2 Cup)
Cucharadita esencia o extracto de Vainilla
100 g Virutas de chocolate negro
.
.
---------- Ingredientes y utensilios cobertura ---------
.
150 g Chocolate especial para postres
70 g Aceite de coco (1/3 Cup)
Al gusto Almendra o avellana en granillo caramelizada
Un poco de leche para mojar las galletas
Bandeja de 30 cm x 25 cm x 3 cm alto
Papel de hornear
Elaboración
Preparación del helado:
.
Mezclamos la leche condensada con la esencia o extracto de vainilla, la reservamos. Batimos la nata bien fría y con varillas eléctricas hasta que este firme y se formen surcos profundos. Vertemos la mezcla de leche condensada a la nata montada, la integramos con movimientos envolventes y le añadimos las virutas de chocolate, mezclamos hasta que estén bien incorporadas.
Preparamos un molde con papel de hornear para que sea más fácil después desmoldar. Mojamos ligeramente las galletas en la leche y las colocamos ordenadamente formando una fila en los dos extremos enfrentados de la bandeja. Vertemos la crema y la extendemos bien dejándola lo más uniforme posible, volvemos a mojar ligeramente las galletas en la leche y ponemos otra fila sobre la fila de abajo que pusimos anteriormente presionando un poco para que queden un poco hundidas en la crema.
Intentamos que las galletas de abajo y las de arriba estén unas encima de las otras bien centradas para que formen un sándwich, opcionalmente podemos poner un cartón envuelto en papel film justo en el centro de la bandeja hundiéndolo en la crema de manera que divida la bandeja en dos mitades. Cubrimos la bandeja con papel film y dejamos congelar de un día para el otro o hasta que esté bien congelado.
Preparamos la cobertura de chocolate:
.
Fundimos a baño maría o en el microondas a media potencia el chocolate troceado junto con el aceite de coco a intervalos de 30 segundos hasta que este fundido, a continuación lo dejamos enfriar a temperatura ambiente.
Sacamos el helado de congelador y lo cortamos, sumergimos la parte que no tiene galleta en el chocolate, escurrimos bien y enseguida rociamos el chocolate con el granillo de almendra o avellana, dejamos secar sobre una bandeja con papel de hornear.
Cuando este cuajada la primera capa de chocolate volvemos a sumergir en el chocolate dejando escurrir y colocándolos después sobre la bandeja con el papel de hornear para que se pueden despegar fácilmente, los dejamos en el congelador unos minutos y ya los podemos poner en bolsas individuales y así los conservamos dentro del congelador hasta que los vayamos a consumir.

¡Probadlos, os van a encantar!