Pastel con queso y uvas pasas

¡Hola a todos! Os traigo una receta de rechupete, muy fácil de hacer y en poco tiempo. El postre ideal, esponjoso, tierno y bien aromatizado. ¡El mejor pastel de queso y uvas pasas! Este pastel seguro que gusta a toda la familia y a los invitados también. Así que vamos a ver cómo se hace.
Ingredientes

Para la masa: 

  • 3 huevos L 
  • 85 gr. azúcar 
  • pizca de sal 
  • 80 ml. aceite 
  • 80 ml. leche 
  • 5 ml. esencia vainilla 
  • 200 gr. harina de fuerza 
  • 5 gr. polvo para hornear 

Para el relleno: 

  • 80 gr. uvas pasas 
  • 40 ml. ron o algún licor 
  • 500 gr. queso fresco 
  • 2 huevos 
  • 100 gr. azúcar 
  • ralladura de un limón 
  • 5 ml. esencia vainilla 
  • 30 gr. sémola de maíz
Elaboración
Primero se enciende el horno a 180ºC con calor arriba y abajo. Empezamos con la masa del bizcocho. En un bol grande se añaden los 3 huevos, el azúcar, la pizca de sal, el aceite, la leche y la esencia de vainilla. Se baten con unas varillas manuales o eléctricas durante 2 minutos.

Luego se tamiza la harina junto con el polvo para hornear y se incorporan. Se aparta el bol y se unta el molde con mantequilla. Mi molde mide 30x23 cm. Se echa dentro la mitad de la masa obtenida y se lleva al horno para 10 minutos. Mientras se va a poner sobre las uvas pasas el ron o el licor de su preferencia y se dejan a hidratarse 10 minutos.

Se va a aplastar el queso fresco con un tenedor, luego se le añade los huevos, el azúcar, la ralladura del limón, la esencia de vainilla, la sémola de maíz y las uvas pasas escurridas. Se baten los ingredientes muy bien con las varillas hasta obtener una mezcla homogénea.

Después de 10 minutos se saca la bandeja del horno y se deja a enfriar unos 3 minutos, luego se le añade el relleno y por encima se le pone la segunda parte de la masa del bizcocho. Se lleva al horno precalentado a 180ºC para 30-35 minutos aproximadamente.

Cuando se ve dorado por encima se saca y se deja enfriar dentro del molde. Luego se corta en cuadrados se coloca en el plato donde se va a servir y se le espolvorea azúcar glas por encima. Y listo para disfrutarlo junto con un buen café, un vaso de leche o con lo que más os guste. Seguro os va a encantar.