La mejor tarta de chocolate del mundo: tarta Sacher

La mejor tarta de chocolate del mundo: tarta Sacher
¿A quién no le gusta el chocolate? Poca gente conozco que no le guste. Tenemos chocolate negro, blanco, con leche, todos ellos riquísimos. Pero a mí el que más me gusta es el chocolate negro, el de toda la vida. Esta receta es nuestra versión de la tarta Sacher. Si a ti también te gusta el chocolate negro, esta receta te encantará. La hemos llamado: la receta de la mejor tarta de chocolate del mundo.
Ingredientes

Ingredientes para 4/6 personas:

Para el bizcocho:

  • 4 claras de huevo
  • 25 gr. de azúcar 
  • 1 pellizco de sal 
  • 130 gr. de chocolate foundant 
  • 80 gr. de mantequilla 
  • 100 gr. de azúcar 
  • 4 yemas de huevo 
  • 80 gr. de harina de repostería 
  • 1 cucharadita de levadura química 
  • 30 gr. de coñac o ron 

Para el relleno:

  • 300 gr. de mermelada de fresa / albaricoque /frambuesa (a elegir). Nosotros la hemos hecho con mermelada de fresa y ha salido buenísima.

Para la cobertura: 

  • 100 gr. de chocolate foundant 
  •  30 gr. de mantequilla 
  •  30 gr. de agua
Elaboración
En primer lugar, es importante precalentar el horno a 180 ºC. Colocamos las claras en un bol o en un robot de cocina, con los 25 gr. de azúcar y el pellizco de sal, y batimos hasta que quede a punto de nieve o merengue. Reservamos la clara batida en un bol.

Picamos el chocolate (130 gr. aproximadamente) y lo colocamos con la mantequilla para fundir. Nosotros hemos usado el robot de cocina para fundirlo a 37ºC. También los puedes hacer en una olla a fuego muy suave para que no se pegue.

Seguimos batiendo la mezcla y añadimos el coñac y las yemas una a una, hasta conseguir una masa homogénea. Añadimos la harina y la levadura y mezclamos todo de forma homogénea.

Una vez tengamos la mezcla correcta, la añadimos con el merengue y mezclamos de forma envolvente para airear la preparación. Colocamos la mezcla en un molde redondo de 18/20 cm de diámetro, previamente engrasado con mantequilla y horneamos durante unos 30 minutos.

Dividimos el bizcocho en dos capas. Para ello, hacemos un pequeño corte con un cuchillo y pasamos por él un hilo tensado para realizar un corte limpio a la masa. Untamos con la mermelada de fresa de forma generosa.


Preparación de la cobertura:

Pondremos el chocolate en el robot y los trocearemos. Si no disponemos de robot, troceamos de forma manual con un cuchillo. Vertemos el agua y programamos unos minutos a temperatura muy baja para conseguir fundir el chocolate sin que se pegue.

Añadimos la mantequilla y lo volvemos a programar a baja temperatura durante unos minutos, hasta que esté completamente fundido. Colocamos el bizcocho sobre una rejilla y vertemos la cobertura de chocolate.

Parte del chocolate caerá a través de la rejilla. Puedes poner un recipiente para poder reutilizar el chocolate caído (y dárselo a los peques de la casa).
Dejaremos la tarta sobre la rejilla 30 minutos para que endurezca el chocolate.

Una vez pasado este tiempo, colocaremos la tarta en un plato y dejaremos reposar en el frigorífico. Es recomendable que la tarta repose 1 día en el frigorífico y de esta forma cogerá el sabor de la mermelada, que se va introduciendo poco a poco por los poros del bizcocho, dejando éste más húmedo y rico.

También aconsejamos sacar la tarta del frigorífico 1 hora antes de comerla, ya que si está muy fría no se aprecian tan bien los distintos sabores.