Naked Cake - Tarta desnuda de frutas y chantilly con mascarpone

Naked Cake - Tarta desnuda de frutas y chantilly con mascarpone. Este tipo de tartas está de moda, por su apariencia rustica y deliciosa combinación de crema con frutas frescas la hacen muy apetecible en cualquier ocasión, además podemos poner las frutas que más nos gusten y con la crema suave y no muy dulce hacen una combinación perfecta de sabores.
Ingredientes
------- Ingredientes Bizcocho -------
.
6 Huevos de tamaño grande
230 g (1 y 2/3 Cups) Harina de trigo para todo uso o de repostería o (Harina 0000)
80 g (2/3 Cup) Almendra cruda molida
300 g (1 y 1/3 Cups) Azúcar
1 Cucharada Extracto o esencia de vainilla
Molde de 20 cm x 9 cm de alto
Mantequilla para encamisar el molde
Papel de hornear
.
.
------- Ingredientes del almíbar -------
.
125 g Azúcar (1/2 Cup)
280 ml Agua (1 y 1/3 Cups)
1 Palo o ramita de canela (Podéis emplear otro sabor)
.
------- Ingredientes relleno -------

750 ml Nata para montar o crema de leche para batir (3 Cups)
125 g Azúcar glas o impalpable (1 Cup)
250 g Queso mascarpone (1 Cup)
1 Cucharada Extracto o esencia de vainilla
Diferentes tipos de frutas; Yo he empleado, fresas, nísperos, kiwis y mango
Elaboración
Preparación Bizcocho:
.
Batimos los huevos con al azúcar con varillas eléctricas hasta que tripliquen su volumen o unos7 minutos a máxima velocidad.
Tamizamos la harina y la mezclamos con la almendra; Cuando los huevos estén batidos le incorporamos la vainilla en gel o extracto de vainilla y batimos un poco más.
A la velocidad más baja de la batidora continuamos batiendo la mezcla de huevos mientras que le añadimos poco a poco la harina con la almendra hasta que la tengamos toda incorporada. (Aunque este bizcocho no necesita levadura o polvo de hornear porque al llevar los huevos bien batidos sube bastante, si se puede añadir una cucharadita de levadura la harina).
Cuando está integrada la mezcla de harina y almendra paramos de batir y repasamos con una espátula los laterales y el fondo del bol. Vertemos la mezcla en un molde con papel de hornear en la base y en los laterales y untado ligeramente con mantequilla.
Con el horno precalentado a 170ºC (350ºF) con calor arriba y abajo y sin aire; Horneamos el bizcocho a 170ºC de 40 a 50 minutos. (Comprobaremos pinchando con un palillo que esta cocido); Una vez cocido lo retiramos del horno y lo dejamos sobre una rejilla unos 10 minutos.
Pasados los 10 minutos lo desmoldamos sobre la rejilla y le retiramos el papel de hornear, lo dejamos enfriar por completo antes de usar.
Preparación relleno:
.
Ponemos en un cazo el agua, la canela y el azúcar, mezclamos un poco y a fuego medio esperamos a que comience a hervir; Dejamos hervir 4 minutos después apagamos el fuego y dejamos enfriar.
Batimos con varillas eléctricas el queso mascarpone bien frio con el azúcar glas y la esencia de vainilla hasta que este cremoso, vertemos la nata y batimos hasta que este firme y con surcos profundos. Reservamos en la nevera hasta que la vayamos a usar.
Cortamos el bizcocho en 4 capas a ser posible del mismo grosor. Troceamos las frutas elegidas previamente lavadas y bien secas o peladas si son con piel, las reservamos por separado parar facilitarnos el trabajo.
Montaje de la tarta:
.
Colocamos una de las capas de bizcocho sobre una base de cartón y colocamos un aro de repostería si disponemos de él, almibaramos el bizcocho bien con el almíbar de canela que deberá de estar frio.
Extendemos una capa fina de crema sobre el bizcocho, colocamos la fruta elegida para esta capa colocando unos trozos por la parte de los laterales y el resto de fruta troceada la colocamos repartida sobre la crema, extendemos por encima de la fruta otra capa de crema procurando que la fruta quede cubierta.
Encima pondremos otra capa de bizcocho y presionamos ligeramente para que se quede bien asentado y repetimos la operación anterior de almibarar, poner crema y fruta, de nuevo crema así hasta que tengamos todas las capas de nuestra tarta montadas.
Encima de la última capa extendemos una capa de crema, la alisamos y ponemos las frutas en trozos más grandes y decoramos con ellas a nuestro gusto. Retiramos el aro del exterior y dejamos reposar en la nevera unas horas y ya la tenemos lista para disfrutar.

¡Probadla os va a encantar!