Tarta Paris Brest

Ingredientes

MASA CHOUX:

  • 125 ml de leche
  • 125 ml de agua
  • 95 gr de mantequilla
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de azúcar
  • 150 gr De harina todo uso
  • 4 huevos L
  • Almendras crudas laminadas

CREMA DE ALMENDRAS:

  • Crema pastelera (receta aquí)
  • 4 cucharadas soperas de crema de almendras
  • 1 cuchara de café de aroma o esencia de almendras
  • 1 cucharadita de café de gelatina en polvo, o su equivalente en agar-agar o gelatina en laminas
  • Crocante de almendras tostadas

PREPARACIÓN:

CREMA DE ALMENDRAS:

Preparamos la crema pastelera como indico en la receta, pero con 25 ml. menos de leche para que nos quede con más cuerpo, agregamos el espesante elegido y ya fuera del fuego ponemos la crema de almendras.

Reservamos en un recipiente cubriendo con film pegado a la crema para que no se seque.

MASA CHOUX:


Precalentamos el horno a 200ºC con el aire puesto.

Ponemos el agua, la leche, la mantequilla, la sal y el azúcar en un cazo al fuego, cuando este la mantequilla derretida y empiece a hervir lo retiramos del fuego y añadimos de golpe toda la harina, removemos bien hasta que de haga una masa que se despegue de las paredes del cazo, volvemos a poner a fuego suave y removemos durante unos minutos para que la cueza bien la harina y se seque un poco la masa.

Ahora la dejamos enfriar unos minutos para que al poner los huevos no se nos cuajen.

Cuando se atempere empezamos a incorporar los huevos, uno a uno, sin añadir el siguiente hasta que el anterior se haya integrado en la masa: al principio parecerá que de nos corta la masa pero al seguir batiendo veréis que vuelve a quedar homogénea. Si tenéis un robot amasador utilizarlo, así es mucho cómodo y rápido.

Ponemos en una placa de horno papel de horno o de silicona, y con la ayuda de una manga pastelera de boca ancha y estriada hacemos dos círculos con la masa, uno al lado del otro, y otro encima para que nos quede con más volumen y esparcimos por toda la superficie la almendra fileteada.

Metemos en el horno durante 10 minutos quitando el aire y lo dejamos 10 minutos más. Ahora bajamos el horno a 180 grados y que se cocine a esa temperatura otros 20 minutos.

Si vemos que se nos dora demasiado abrimos el horno con mucho cuidado y lo tapamos con papel de plata.


Después de los últimos 20 minutos de horno, dejamos enfriar 10 minutos más dentro del horno apagado pero con la puerta entre abierta y después lo colocamos en una rejilla.

Recordad que los tiempos del
horno son orientativos: ya sabemos que cada horno es distinto.

Una vez bien frío lo abrimos por la mitad con un cuchillo de sierra y mucho cuidado por que es muy frágil.

Sacamos la crema de almendra
del frigorífico y la añadimos el crocante removiendo bien. Con la ayuda de una manga pastelera rellenamos la rosca, tapamos con la parte superior y adornamos con azúcar glass para terminar.