Pastel de chocolate (sin horno)

Este pastel de chocolate sin horno es muy fácil de hacer y resulta delicioso. Se puede preparar para cualquier tipo de ocasión. Lo más importante es que no tenemos que encender el horno. Vamos a preparar el bizcocho en sartén. Así que no hay ninguna escusa para no preparar este pastel de chocolate. Seguir todos los pasos de la receta para obtener un pastel riquísimo.
Ingredientes

Ingredientes para el bizcocho: 

  • 120 gr. mantequilla 
  • 150 gr. azúcar 
  • 10 gr. bicarbonato de sodio 
  • 2 huevos L 
  • 240 gr. harina de repostería 
  • 50 gr. cacao 
  • 5 ml. esencia de naranja 
  • pizca de sal 

Ingredientes para la crema: 

  • 200 gr. chocolate negro (70% cacao) 
  • 600 gr. queso crema tipo Philadelphia 
  • 130 gr. azúcar glas 
  • 20 gr. cacao 
  • 5 ml. esencia de vainilla
Elaboración
Se empieza con tamizar en un bol la harina y el cacao. Se le añade también una pizca de sal y se mezcla todo muy bien. Se aparta el bol y se continua con poner un caso al fuego y añadir la mantequilla. Se remueve continuamente a fuego moderado hasta que la mantequilla esté totalmente derretida.

Luego se añade el azúcar y se remueve hasta que está disuelto por completo. Es el momento de añadir el bicarbonato de sodio. En este momento la mezcla va a empezar aumentar de volumen, pero no os asustéis, es la reacción del bicarbonato.

Remover y cocinar un minuto. Luego apagar el fuego y retirar el caso. Se sigue removiendo unos 3-4 minutos más para que la mezcla rebaje. Se añade también la esencia de naranja si os gusta. Luego se pasa en un bol y se remueve con una espátula para enfriarla.

Cuando ya se nota más espesa significa que ha bajado de temperatura y se pueden añadir los dos huevos de uno en uno. Se añade el primer huevo y se remueve con unas varillas hasta que esté incorporado, luego se añade el segundo también.

Una vez que se han incorporado los huevos se empieza a añadir la mezcla de harina y cacao poco a poco removiendo con una espátula. Una vez incorporada la harina se obtiene una masa blandita y pegajosa. Se espolvorea bien de harina en la mesa de trabajo y se saca la masa del bol.

Se le espolvorea por encima también harina y se le da forma de salchicha con un largo de aproximadamente 50 cm. Se mide para cortarse en 12 unidades casi iguales. Luego se coge cada trozo, se le espolvorea harina para que no se pegue de las manos y se aplasta ligeramente con los dedos para darle forma de rectángulo, que tenga unos 10-11 cm de largo y unos 6 cm de ancho.

Luego se pone una sartén al fuego y cuando está bien caliente se añaden las tortitas de masa. Se cocinan 3-4 minutos a fuego medio por cada parte. Cuando empiezan a formar burbujas por la superficie es el momento de darles la vuelta y cocinarlas por la otra parte unos 2-3 minutos.

Luego se saca en un plato y se sigue cocinar todas las tortitas de la misma forma. Luego cuando ya están frías se le quita los restos de harina con una brocha de cocina. Se le corta los borde a una tortita, que esté bien recta. Esta va a ser la referencia para cortar las demás con el mismo tamaño.

Se coloca siempre la primera tortita por encima y se les corta los bordes a las demás. Una vez cortados los bordes se corta cada tortita por la mitad por todo el largo, es decir dejarle con la mitad de grosor. Se tienen que cortar con cuidado porque son bastante tiernas.

Al final tenemos que obtener 24 unidades. Los bordes se guardan para trituralos. Eso para hace la decoración final. A continuación se prepara la crema. En un bol se pone el chocolate y se va derritiendo, bien en el microondas o bien a baño maría.

En el microondas se tiene que sacar el chocolate a cada 30 segundos y removerlo, luego ponerlo otra vez, y así hasta que está derretido por completo. Se deja apartado para que temple y a continuación se pone en un bol el queso crema que tiene que estar a temperatura ambiente.

Se remueve bien con unas varillas y se le añade el azúcar glas. Se remueve bien hasta que el azúcar esté disuelto. Si os gusta podéis añadirle un poco de extracto de vainilla. Luego se empieza a añadir el chocolate poco a poco e incorporarlo con la ayuda de unas varillas manuales o eléctricas.

Ahora se empieza a montar el pastel. En el fondo de la fuente donde se va a montar el pastel se echa un poco de crema por toda la superficie. A continuación se colocan las tortitas. Yo he puesto una capa de 5 unidades para obtener un pastel cuadrado.

Pero si queréis hacer un pastel rectangular tenéis que poner 6 unidades. Luego se añaden 3-4 cucharadas de crema y se extiende bien por toda la superficie. Otra vez se coloca una capa de bizcochos y otra vez crema. Y así hasta al final cuando ya se cubre todo el pastel con el resto de la crema.

Se guarda un par de cucharadas de crema para decorar. También se decora con la miga obtenida de los bordes triturados. Se lleva el pastel al frigorífico unas 3-4 horas y luego se puede cortar y disfrutarlo. A los amantes de chocolate estoy segura que les van a encantar este pastel de chocolate.

El bizcocho resulta tierno con el sabor de naranja y chocolate, y la crema es suave y súper rica. Espero que os guste la idea y que preparéis vosotros también este delicioso pastel de chocolate sin horno.