Pastel imperial ruso

El pastel imperial ruso es un dulce español lo prepararemos paso a paso fácilmente.
Ingredientes

INGREDIENTES MASA

                             50 g de almendra cruda

                             50 g de almendra tostada

                             100 g de azúcar glas

                             4 claras de huevo

INGREDIENTES RELLENO

                              50 g de azúcar 

                              60 g de avellana molida

                              100 g de mantequilla en pomada

                              130 ml de leche

                              15 g de maizena

                              2 yemas de huevo

INGREDIENTES DECORACIÓN

                              Canela

                              Azúcar glas

PREPARACIÓN DEL BIZCOCHO PARA LA TAPA

Lo primero que haremos será levantar las claras a punto de nieve (os dejo el enlace a la entrada que lo explica). 

Lo segundo que haremos será moler la almendra, y las tamizaremos. También tamizaremos el azúcar glas (os dejo el enlace a la entrada que lo explica). 

Una vez tenemos las claras a punto de nieve mezclamos la almendra, el azúcar glas tamizado, con las claras y lo hacemos con movimientos envolventes para no perder la esponjosidad del huevo.

A continuación ponemos en una bandeja de horno un papel de hornear y extendemos nuestra masa, haciendo un rectángulo y manteniendo el mismo grosor por todas partes.

Ahora sólo queda meterla al horno unos 8-10 min a 180º.  Una vez horneada la partiremos por la mitad y una parte será la bajera del bizcocho, y la otra la parte superior y tapadera del bizcocho. 

RELLENO

Lo siguiente es realizar el relleno. Lo primero sera ablandar nuestra mantequilla, podemos hacerlo en el microondas o mano dejándola a temperatura ambiente.  Tambíen hemos molido la avellana, ahora en una cazuela ponemos dos yemas de huevo junto el azúcar, la maizena y batimos hasta que se disuelva hasta que se haga una especie de pasta. Vamos añadiendo poco a poco la leche hasta que se disuelva y lo llevamos al calor hasta que este relleno espese. Una vez haya espesado, lo apartamos del fuego y  le incorporamos la mantequilla y movemos bien hasta que se integren los productos. Después incorporamos la avellana molida y seguimos moviendo hasta que todo se integre bien. Ahora lo llevaremos a la nevera hasta que se enfríe la crema, antes de utilizarla.

Cuando ya se ha enfriado sólo queda untar la parte baja del bizcocho con esta crema. Con la otra tapa cubrimos nuestro pastel.

DECORACIÓN

Ya sólo queda decorar con azúcar glas por encima y podemos hacer dibujos con canela. Eso ya es nuestro toque creativo.