Pastel turco o tarta de yogur griego

Fácil y deliciosa tarta de yogur que recuerda mucho a las tartas de queso, con una textura esponjosa y súper jugosa que se convertirá en una de tus tartas favoritas. No dejes de prepararla y ya me contarás cómo te quedó, pero estoy segura de que te va a encantar.

Ingredientes

  • 600 gr. yogur griego sabor natural sin azúcar 
  • 5 huevos tamaño L (tamaño grande) 
  • 60 gr. harina de trigo común 
  • 150 gr. azúcar 
  • pizca de sal 
  • 7 gr. (1/2 cucharada) levadura o polvo de hornear 
  • 1 cucharada de zumo de limón recién exprimido 
  • 1/2 cucharada piel rallada de limón 
  • 1 sobre de 8 gr. azúcar avainillado o 1/2 cucharadita de extracto o esencia de vainilla 
  • molde desmontable de 23 cm de diámetro y 8 cm de alto

Opcional para decorar:

  • trocitos de melocotón (Durazno) 
  • mermelada de melocotón (Durazno) 
  • hojas de menta

Elaboración

1 Separamos las yemas de las claras y ambas las ponemos en recipientes amplios.

2 Comenzamos a trabajar con las yemas y las claras las reservamos para más adelante, añadimos a las yemas el azúcar y el azúcar vainillado, batimos hasta que se incorporen.

3 Seguidamente añadimos el yogurt, y la piel rayada de un limón bien limpio, partimos y exprimimos medio limón para obtener una cucharada que también añadimos a la mezcla.

4 Removemos hasta integrar todos los ingredientes, seguido tamizamos la harina junto a la levadura sobre el mismo recipiente y mezclamos hasta que quede una masa lisa y sin grumos, reservamos mientras batimos las claras.

5 Batimos las claras con una pizca de sal, mejor si utilizamos unas varillas eléctricas y batimos hasta punto de nieve. Incorporamos las claras montadas poco a poco a la mezcla anterior y removiendo suavemente con movimientos envolventes hasta que estén integradas.

6 Vertemos la mezcla en un molde previamente untado con mantequilla y mejor si es desmontable, también lo podemos forrar por el interior con papel de horno.

7 Horno precalentado a 150ºC (300ºF) con calor arriba y abajo; Horneamos a 150ºC durante 50 minutos. Pasados los 50 minutos de horneado apagamos el horno y sin abrir la puerta lo dejamos reposar durante 60 minutos más.

8 Una vez pasado el tiempo de reposo retiramos la tarta del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla, una vez frio lo podemos pasar a la nevera durante unas horas hasta el momento de servir.

9 Para servirla la desmoldamos y colocamos en la bandeja de servir, Para decorarla yo le puse por encima un poco de mermelada de melocotón y por encima de la mermelada melocotón cortado en trocitos y unas hojitas de menta y lista para disfrutar.

¡Probadlos, os van a encantar!