Pepitos rellenos de crema

Pepitos rellenos de crema
Unos bollos perfectos para una merienda de domingo, suaves y tiernos, se deshacen en la boca.

Ingredientes

NECESITAMOS LOS SIGUIENTES INGREDIENTES:

Para la esponja:

100 gr de harina de fuerza

15 gr de levadura

50 gr de agua.

Para la masa: 

430 gr de harina

200 gr de leche

5 gr de sal

100 gr de azúcar

10 gr de levadura

100 gr de mantequilla

Azúcar glass para espolvorear por encima.

PARA EL RELLENO

Crema pastelera

ASÍ LOS PREPARAMOS:

Lo primero que vamos a hacer es la esponja y para ello, mezclamos la levadura con el agua tibia y vamos añadiendo harina hasta formar una masa que no se nos pegue a las manos. Si es necesario le podemos añadir un poco mas de harina. La sumergimos en un bol con abundante agua templada y cuando flote ya estará lista para usar. También podemos prepararla el día antes y dejarla en la nevera hasta el día siguiente.

En la panificadora: ponemos  la leche , la miel,  la sal, el azúcar, la harina y la masa levadura y programamos al número 7, o sea masa para pasta. Si necesitamos mas harina le vamos añadiendo a cucharadas. Depende de la calidad nos hará falta mas o menos, a mí hay veces que me llega y otras veces le tengo que añadir una poca, la masa tiene que pegar ligeramente, pero no en exceso.

Cuando finalice el programa le añadimos la mantequilla a trocitos y volvemos a programar de nuevo durante otros 15 minutos. Cuando le falte tres o cuatro minutos  para que finalice le añadimos los 10 gr de levadura desmenuzada.

Para amasarla a mano:

Formamos un volcán con la harina y en el centro añadimos la leche con la levadura diluida, el azúcar y la miel, la sal la pondremos alrededor  de la harina para que no toque la levadura. Vamos integrando poco a poco la harina y  amasamos hasta  formar una masa lisa y con buena membrana.

Una vez que la tenemos lista, le añadimos la mantequilla y amasamos de nuevo, al principio parecerá que no se nos va a integrar, se convertirá en una masa pegajosa, no le debemos añadir harina, la seguimos trabajando, con un poco de paciencia, se nos volverá a convertir en una masa lisa y brillante. 

A partir de aquí el procedimiento es el mismo para ambos amasados:

 La ponemos en un bol que habremos untado con aceite de girasol y tapamos con papel film, dejamos levar.

Formamos los bollos de unos 50/ 55 gr y dejamos levar de nuevo.

Pincelamos con leche y ponemos sobre una bandeja de horno forrada con papel, horneamos a 180º (precalentamos previamente durante 10 minutos) durante aproximadamente 15 minutos.

Dejamos enfríar, cortamos al medio y rellenamos de crema pastelera.

Espolvoreamos con un poco de azúcar glas y listo