Perrunillas (Dulce típico)

Aunque se conocen principalmente de la región de Extremadura, también en otros lugares de la geografía Española se prepara este dulce con pequeñas diferencias en su elaboración
Ingredientes
500 g Harina de trigo de todo uso o de repostería
250 g Manteca de cerdo
250 g Azúcar
3 Huevos
1 Sobre de levadura Royal o 16 g de polvo de hornear o levadura química
25 ml Anís seco (Opcional)
1 Cucharadita de esencia de limón (o 1 Cucharadita de ralladura de limón)
1 Pizca de canela
Al gusto Azúcar (Para poner por encima de las perrunillas)
Al gusto Almendras crudas peladas
Harina extra por si nos hace falta algo más y para poner en la encimera al amasar
Elaboración
Si disponemos de batidora-amasadora eléctrica la podemos utilizar, si no disponemos de ella podemos preparar la masa completamente a mano.

Batimos la manteca de cerdo (que debe estar a temperatura ambiente al menos 2 horas antes de la elaboración) durante 5 minutos hasta que esté como a punto de nieve (muy blanca y muy cremosa). Añadimos el azúcar y batimos otros 5 minutos más. Sin parar de batir, añadimos los huevos de uno en uno y después la yema de huevo, reservando la clara para más adelante. Añadimos la pizca de canela, la esencia o ralladura de limón y el anís seco, batimos un poco más hasta que estén todos los ingredientes bien integrados. Mezclamos la levadura con la harina y la incorporamos poco a poco sin parar de batir lentamente hasta que esté toda la harina integrada.

Ponemos un poco de harina sobre la encimera y amasamos un poco hasta que veamos que la masa está en su punto (si necesita un poco más de harina le pondremos un poco más, pero esta masa debe quedar blanda y que no se pegue a las manos, le podemos poner harina hasta que esté más manejable y consistente, pero después también quedaran más duras las perrunillas). Dejamos la masa descansar en el bol bien tapada con papel film durante 2 o 3 horas a temperatura ambiente.

Pasado el tiempo de reposo, precalentamos el horno a 190 grados con calor arriba y abajo. Ponemos papel vegetal en una bandeja de horno. Damos forma a las perrunilla cogiendo porciones de masa del tamaño de un huevo pequeño, formamos una croqueta o cilindro con las manos, después con el dedo índice le hacemos una marca en el centro y las colocamos sobre la bandeja de hornear (ver el vídeo para entender mejor la explicación). Las dejaremos separadas entre sí, pues en la cocción se expanden mucho.

También podemos hacerlas redondas cogiendo un poco menos de masa y dando forma de bola. Con el nudillo del dedo índice le hacemos una marca en el centro y las ponemos sobre la bandeja.

Les colocamos una almendra en el centro a cada una. Una vez están todas las perrunillas formadas, las pincelamos con la clara de huevo que teníamos reservada después de batirla muy bien. Le ponemos por encima clara batida a todas, las rociamos con azúcar por encima y las llevamos a hornear con el horno precalentado a 190 grados. Horneamos a 190 grados de 15 a 20 minutos (cuando veamos que están doraditas, ya estarán listas).

Las dejamos enfriar sobre una rejilla y después ya las podemos disfrutar, guardadas en un recipiente hermético nos pueden durar hasta 15 días. Probadlas, os van a encantar.