Polvorones caseros

Polvorones caseros
Si hay un dulce tradicional de la Navidad, además del turrón, es el polvorón. Es un dulce navideño que no puede faltar en nuestra mesa durante las fiestas, siempre acompañado de otros dulce típicos. La forma a los polvorones se la he hecho de dos maneras diferentes, una es formando un rulo o cilindro y luego cortarlo, y otra es haciendo una bola, extendiéndola y luego cortando con un cortapastas o molde.
Ingredientes

  • 500 gr. de harina
  • 235 gr. de manteca de cerdo ibérica
  • 100 gr. de azúcar glas
  • 1 cucharada de aguardiente o anís seco
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • ralladura de limón
  • azúcar glas (para espolvorear)

Elaboración
Primero de todo, vamos a tostar la harina:
Pon la harina extendida sobre una placa de horno y hornéala a 120 ºC durante una hora, o hasta que veas que está seca y ha cambiado de color. Muévela de vez en cuando con una cuchara de madera para que se tueste toda la harina por igual. Deja que se enfríe y tamízala con un colador.

Coloca en un bol grande la harina tamizada, el azúcar glas tamizado, el aguardiente, la ralladura de limón, la canela y por último la manteca de cerdo a temperatura ambiente. Amasa bien hasta que todos los ingredientes queden bien integrados, conseguirás un mejor resultado y una masa de polvorones más compacta si haces este paso con las manos.

Saca la masa del bol, divídela en dos partes iguales y pon un trozo sobre film transparente, dale forma alargada y envuélvela de manera que te quede un cilindro de unos 5cm de diámetro. Aprieta bien con las manos para dejarlo redondo.

Deja que repose en la nevera durante 1 hora más o menos. Saca de la nevera y quita el papel film, corta en rodajas de 1 a 1'5cm de grosor. Con el otro trozo de masa haz una bola y ponla en la nevera también durante 1 hora envuelta en papel film.

Pasado ese tiempo saca la bola de la nevera, quita el film y estira la masa con un rodillo, no la dejes muy fina, que tenga de 1 a 1'5cm de grosor. Coge un molde redondo de unos 5cm de diámetro y corta los polvorones. Con lo que te sobra de los recortes, junta la masa y vuelve a estirarla y haz lo mismo hasta que no te sobre nada.

Coloca los polvorones sobre papel de horno y hornéalos a 180º durante 10 o 15 minutos. Como son muy moldeables puedes hacerlos redondos o algo alargados, como tu quieras. Saca del horno y deja que se enfríen en la misma bandeja, no los toques hasta que estén fríos que se romperán.

Con ayuda de un colador espolvorea los polvorones con azúcar glas y envuélvelos con papel de seda. Es muy importante que pongas las cantidades exactas porque si te quedas corta de manteca se quedarán secos y se romperán con más facilidad, y si te pasas tendrán un sabor demasiado grasoso.