Queso fresco casero

Queso fresco casero
Estaba bueniiiiisimooo, nada que ver con los que compramos. En casa nos lo comimos con miel y estaba para chuparse los deditos.
Ingredientes

INGREDIENTES:
1 litro de leche fresca
1/2 cucharadita de cloruro cálcico
1/2 cucharadita de cuajo
molde rejilla
termometro de cocina

PREPARACIÓN:
Se calienta la leche en una cazuela hasta que alcance unos 35-40 grados. Apaga el fuego.
Añade
el cloruro cálcico y remueve bien. Diluye en un poco de agua templada
el cuajo. Remueve bien y añádelo a la leche tibia removiendo durante
medio minuto.

Se tapa la olla y se deja reposar hasta que cuaje, durante 1 hora mas o menos.
Ponemos
nuestro molde de rejilla sobre un escurridor y este sobre un cuenco
grande o directamente en el fregadero para que escurra el suero.

Con
un cucharón vamos metiendo trozos grandes de queso cuajado en el molde.
Es importante no romper la cuajada en trozos pequeños e intentar
pasarla al molde en bloques o las grande posible.

Llenamos
el molde de queso cuajado y dejamos que el suero escurra por si sólo,
sin ejercer presión. Si se nos llena el molde, esperamos 30 minutos y
veremos como baja el nivel del queso. En ese momento podremos seguir
añadiendo queso cuajado.

El
queso debe escurrir entre 2 o 3 horas. Pasado este tiempo, ponemos el
molde sobre un plato porque seguirá escurriendo un poco y lo metemos en
el frigorífico donde lo podremos conservar durante unos días.

Desmoldamos en el momento de ir a comer el queso.