Queso fresco con gelatina de pomelo

Queso fresco con gelatina de pomelo
Hecho con un afuega`l pitu (en castellano, "ahogar la garganta"), un queso de vaca con una textura muy peculiar.
Ingredientes

INGREDIENTES (para 4 personas): Queso fresco graso: 400 gramos.Gelatina de pomelo. Bizcochos "Lady Finger": 4 Mantequilla: 40 gramos Azúcar: 100 gramos Leche: 100 mililitros Canela en polvo Para la gelatina: Zumo de pomelo: 250 mililitros Azúcar: 100 gramos Gelatina en hojas: 6

ELABORACIÓN:

Sacamos la mantequilla de la nevera y dejamos que se atempere. Preparamos la gelatina; yo era la primera vez que la hacía, así que seguí las indicaciones de "Disfruta de la Cocina con Marta": ponemos las hojas de gelatina a remojo en agua fría durante 5 minutos. Mientras se remojan hacemos el zumo de pomelo (yo conseguí los 250 mililitros con uno y medio), lo colamos y lo echamos en un cazo con el azúcar. Calentamos a fuego medio hasta que alcance los 60ºC. Si no tenemos termómetro de cocina tendremos que estar atentos para que no llegue a hervir. Mientras se calienta, removemos para que el azúcar se vaya deshaciendo y no se pegue al fondo.

Cuando el zumo está caliente, escurrimos la gelatina y la añadimos al zumo, removiendo bien para que se deshaga. Pasamos la mezcla a un molde largo, de manera que consigamos una lámina de gelatina de 1/2 centímetro de grosor aproximadamente. Dejamos que se temple a temperatura ambiente y la metemos en la nevera. En un bol ponemos los bizcochos y los trituramos. Añadimos la mantequilla que teníamos a temperatura ambiente y mezclamos hasta conseguir una masa.

Dividimos esa masa en 4 porciones y las colocamos en el fondo de los vasos en los que vayamos a servir el queso. Apretamos contra el fondo y metemos los vasos en el congelador. Cuando la gelatina esté solidificada, preparamos el queso. En un bol echamos el queso troceado, la leche y el azúcar. Batimos hasta que esté todo bien mezclado. Podemos añadir más o menos leche y/o azúcar hasta que esté a nuestro gusto.

Con un cortapastas del mismo diámetro que el queso vamos cortando la gelatina. Necesitaremos 8 círculos. Sacamos los vasos del congelador y echamos una cucharada de queso. Lo aplastamos un poco y encima colocamos un círculo de gelatina. Ponemos otra cucharada y otro círculo de gelatina. Terminamos con una última cucharada de queso y espolvoreamos un poco de canela por encima. Lo servimos frío.