Quindim brasileño (pudin de coco)

La primera vez que probé este dulce quedé completamente enamorada de su sabor y su textura ¡Es una delicia total! Mi amiga María me enseño la receta que ha hecho su madre en casas toda la vida y os aseguro que es todo un placer para los sentidos, tan fácil de hacer que seguro la vais a repetir más de una vez.
Ingredientes

  • 3 huevos de tamaño grande (cada uno pesa 70 gr. aproximadamente con cáscara)
  • 9 yemas de huevos grandes (cada uno pesa 70 gr. aproximadamente con cáscara)
  • 280 gr. azúcar 
  • 100 gr. coco rallado 
  • 200 ml. leche de coco 
  • 3 cucharadas mantequilla fundida (tiene que ser mantequilla sin sal) 
  • azúcar necesario para untar el molde 
  • mantequilla necesaria para untar el molde (tiene que ser mantequilla sin sal) 

Molde de corona de 21 cm x 6 cm de alto (el hueco central mide 9 cm.)

Elaboración
Preparación:
En un recipiente ponemos el coco rallado, le añadimos la leche de coco y mezclamos muy bien. Dejamos reposar durante unos 10 minutos para que se hidrate. Preparamos el molde de mantequilla con la ayuda de una brocha de silicona y dejaremos una capa un poco gruesa de mantequilla.

Repartimos sobre la mantequilla un par de cucharadas de azúcar y movemos el molde para que toda la mantequilla quede cubierta por azúcar. Retiramos el excedente de azúcar y reservamos. Sobre un recipiente amplio colocamos un colador. En él ponemos las yemas y los huevos enteros y dejamos que se vayan filtrando poco a poco (podemos acelerar el proceso removiendo con una espátula).

Añadimos el azúcar a la mezcla de huevos y yemas, mezclamos sin batir hasta que el azúcar esté casi disuelto y seguidamente añadimos la mezcla de coco y la mantequilla fundida. Mezclamos hasta que quede todo integrado, vertemos la mezcla en el molde y dejamos reposar durante 15 minutos.

Aprovechamos este tiempo de reposo para encender el horno y precalentarlo a 170ºC. Cubrimos el molde con papel de aluminio y lo colocamos dentro de una bandeja para hacer una cocción a baño maría. Vertemos agua caliente en la bandeja para que cubra la mitad del molde.

Horneamos con el horno precalentado a 170ºC con calor arriba y abajo al baño maría durante 40 minutos. Pasados los primeros 40 minutos, le retiramos el papel de aluminio y seguimos horneando de 25 a 30 minutos más o hasta que pinchemos con un palillo y éste salga limpio.

Retiramos la bandeja del horno, sacamos el molde del agua y lo dejamos enfriar sobre una rejilla. Después lo tapamos y reservamos unas horas en la nevera. Para desmoldarlo con facilidad, pasamos un cuchillo por el lateral y ponemos el molde unos segundos dentro de una bandeja con agua hirviendo. Colocamos una bandeja encima y volteamos. Decoramos al gusto y a disfrutar.

¡Probarlo, os va a encantar!