Rosas de manzana y hojaldre

Rosas de manzana y hojaldre
Un postre sencillo, elegante y muy sano, para sorprender a nuestros San Valentines o disfrutar en cualquier momento del año.
Ingredientes

  • Manzana roja - 2 uds (al gusto)
  • Zumo de 1 limón
  • Mantequilla - 10 g
  • Ron - 1 chorrito (opcional, se puede cambiar por agua)
  • Azúcar blanco - 50 g
  • Canela en polvo - 1 cdta
  • Mermelada - 2-3 cdas (al gusto)
  • Hojaldre - 1 plancha rectangular
  • Azúcar moreno - C.S. (para espolvorear)
  • Azúcar glace - C.S. (para decorar)

Elaboración

Descorazonamos las manzanas. Podemos dejar la piel para que aporte más color. Las cortamos en rodajas de unos 2 mm. Distribuimos las láminas en una sartén y las mojamos con el zumo de limón. Añadimos el azúcar blanco, la mantequilla, la canela en polvo y el chorrito de ron (o el agua). Mezclamos bien y cocinamos hasta que las rodajas estén firmes pero flexibles. Escurrimos y reservamos.

Ablandamos la mermelada elegida, calentándola unos segundos en el microondas. Si hace falta, podemos añadirle un poco de agua. Reservamos a temperatura ambiente para que no esté caliente a la hora de usarla.

Precalentamos el horno a 200 ºC, con el calor arriba y abajo.

Estiramos la lámina de hojaldre. Cortamos tiras de unos 4 cm de ancho. Pintamos cada banda con mermelada y distribuimos una línea de rodajas de manzana, de la mitad de la tira hacia arriba, que sobresalgan y que se superpongan entre ellas. Doblamos la otra mitad del hojaldre y enrollamos toda la tira. Pegamos bien el final de la lámina con un poco de agua. Distribuimos las flores uniformemente, sobre papel de hornear en una bandeja de horno y las espolvoreamos con un poco de azúcar moreno. También se pueden asar en una bandeja de magdalenas bien engrasada.

Metemos la bandeja en la mitad del horno y cocemos unos 25 minutos, hasta que el hojaldre esté bien dorado y crujiente.

Servirlas recién hechas, para que mantengan la textura, acompañadas de una bola de helado. Podéis decorarlas con azúcar glace.