Roscón de Reyes chocolateado (con pre-fermento)

Roscón de Reyes chocolateado (con pre-fermento)
Uno de los postres estrella de las Navidades y aunque sea el que marca el final de unas entrañables fiestas, no por eso deja de ser un maravilloso protagonista de una entrañable tradición. Busca en él, la figurita y el haba. O bien serás coronado rey o bien va a tocarte pagar el del próximo año. Toque lo que te toque no dejes de disfrutar de un buen roscón casero. Hoy chocolateado. ¡Disfrútalo!
Ingredientes

Para el pre-fermento:

  • 90 gr. de harina de fuerza 
  • 50 gr. de leche tibia 
  • 2 gr. de levadura fresco

Para la masa:

  • pre-fermento preparado con antelación 
  • 350 gr. de harina de fuerza 
  • 4 cucharadas colmadas de chocolate en polvo 100% 
  • 120 gr. de leche aromatizada 
  • 2 cucharadas de agua de azahar (opcional) 
  • 2 huevos L 
  • 100 gr. de azúcar
  • 60 gr. de mantequilla a temperatura ambiente (un poquitín dura) 
  • 15 gr. de levadura fresca 
  • 5 gr. de sal 
  • corteza de 1/2 limón 
  • corteza de 1/2 naranja 
  • canela en rama (opcional)

Para el relleno:

  • 750 ml. de nata para montar 
  • 375 gr. de chocolate blanco 

Para la decoración:

  • bolitas de chocolate 
  • arándanos rojos, negros, ... (Lo que tengáis, imaginación al poder)
Elaboración
La noche anterior preparamos el pre-fermento y la leche aromatizada.

Pre-fermento ---> En un bol ponemos la leche tibia y disolvemos la levadura. Añadimos la harina y amasamos durante un par de minutos. Cuando tengamos la bola la tapamos con papel film y dejamos una media horita a temperatura ambiente para que empiece la fermentación.

Pasado este tiempo, la dejamos en la nevera hasta el día siguiente que empecemos con el amasado del roscón.

Leche aromatizada ---> Ponemos a calentar los 120 grs de leche (OJO... son grs no ml) junto a las pieles de los cítricos y la rama de canela si es que decidimos añadirla. Dejamos que hierva unos 5 minutos, retiramos, dejamos enfriar y reservamos.

1.- A la mañana siguiente sacamos el pre-fermento de la nevera y la leche aromatizada. El pre-fermento estará esponjoso. Colamos la leche, le añadimos el ron y el agua de azahar (si los utilizamos), colamos y pesamos. Necesitamos 120 gr. de líquido.

En caso de que no alcanzara, añadimos leche hasta obtenerlos. Calentamos un poco, añadimos el chocolate y removemos bien hasta que quede bien chocolateada. Evitad a toda costa, los grumos.

2.- En el bol de la amasadora ponemos el pre-fermento, la harina de fuerza, los huevos, la levadura y la sal y amasamos. Vamos vertiendo la infusión de leche poco a poco, por si no la necesitara toda. Nos tiene que quedar una masa poco pegajosa. Mezclamos bien y dejamos reposar 10 minutos.

3.- Amasamos otros 10 minutos y añadimos el azúcar. Otros 10 minutos de amasado y añadimos la mantequilla. Volvemos a amasar hasta integrar bien. La masa tiene que quedar lisa y brillante.

4.- Ahora toca dejar que la masa fermente. Hacemos una bola y la ponemos en el bol engrasado con aceite. Tapamos con papel film y dejamos que reposa hasta que haya duplicado su volumen. Un par de horas bastarán (todo depende del frio de vuestra cocina). Hay que tener paciencia.

5.- Cuando tengamos la masa bien hinchada, la depositamos en la encimera y la apretamos par a extraer todo el aire acumulado. Volvemos a hacer una bola y dejamos reposar 15 minutos para relajar la masa.

6.- Pasamos a formar el roscón. Untamos nuestras manos con un poco de aceite y pinchamos dos dedos en el centro de la masa para hacer el agujero. Empezamos a ensanchar el agujero y así estirar la masa suavemente. Como lo quería bien redondito, lo puse en un molde de hornear cubierto con papel sulfurizado y bien engrasado para que tuviera una bonita forma.

No hace falta. Podéis ponerlo directamente en la bandeja del horno encima de una hoja de papel y dejamos fermentar hasta que doble su volumen.

7.- Una vez conseguido, pre-calentamos el horno a 180º sin ventilador, 170º con ventilador, y pasamos a decorar el roscón. Lo pintamos con huevo batido, le ponemos la decoración que hayamos escogido y lo metemos en el horno. Horneamos unos 20 minutos. Sacamos y dejamos enfriar.

8.- Pasamos a preparar el relleno. En un bol apto para microondas, pondremos el chocolate troceado y fundiremos. Retiramos y dejamos enfriar a temperatura ambiente.

9.- En el bol de la batidora colocamos la nata bien fría y la montamos. Cuando casi esté a punto, añadimos el chocolate fundido y acabamos de batir. Reservamos en la nevera para que coja consistencia.

10.- Una vez este frío el roscón, lo partimos por la mitad, rellenamos con la nata chocolateada y decoramos al gusto. ¡A disfrutar!