Roscón de Reyes (con relleno)

No hay nada más tradicional que un buen Roscón de Reyes. Su origen se relaciona con las saturnales romanas. Éstas eran fiestas dedicadas al dios Saturno para celebrar después del solsticio de invierno que los días iban a ser más largo. Para estos festejos, se elaboraban unas tortas redondas con higos, dátiles y miel que se repartían por igual entre los plebeyos y esclavos. Ya en el siglo III, en el interior del dulce se introducía un haba seca, y el afortunado al que le tocaba era nombrado rey de reyes durante un corto periodo de tiempo establecido de antemano. Esta tradición se fue extendiendo y cristianizando como la conocemos hasta ahora. Por otra parte también es popular en países como México, Francia y Portugal. En los países hispano americanos es conocido como Pastel de Rey o Rosco de Reyes. Vamos a realizar la receta paso a paso.
Ingredientes

Ingredientes de la masa madre:

  • 90 gr. de harina de fuerza 
  • 50 gr. de leche entera 
  • 2 gr. de levadura fresca

Ingredientes aromáticos:

  • 120 gr. de leche entera
  • 20 gr. de ron
  • canela en rama
  • 14 gr. agua de azahar

Ingredientes de la masa del roscón:

  • 142 gr. de masa madre
  • 340 gr. de harina de fuerza
  • 120 gr. de leche aromatizada
  • 2 huevos
  • 5 gr. de sal
  • 80 gr. de azúcar
  • 15 gr. de levadura fresca
  • ralladura de naranja o limón
  • 60 gr. de mantequilla

Ingredientes para la decoración:

  • almendras fileteadas
  • azúcar avainillado
  • fruta confitada
Elaboración
Preparación de la masa madre o prefermento:
En primer lugar haremos la masa madre o prefermento, lo haremos la noche antes de hacer el roscón, ya que así saldrá mas esponjoso. Si quieres hacer el roscón en el mismo día entonces debes hacer el prefermento y solo dejarlo reposar 3 horas y después preparar la masa del roscón.

Diluiremos la levadura fresca en la leche. Una vez bien disuelta la añadiremos a la harina y lo mezclaremos bien. Una vez bien mezclada la amasaremos un poco en la mesa. Una vez bien integrado todo lo pondremos en un bol, tapado con papel film y lo reservaremos toda la noche en la nevera.


Preparación de los aromáticos:
En un cazo añadimos la leche, la corteza de naranja y limón, sin la parte blanca. También añadiremos una rama de canela. Ponernos a hervir la leche, una vez empiece a hervir bajamos el fuego y lo dejamos cocer 5 min. Apagamos el fuego y tapamos.

Dejamos infusionar toda la noche. A la mañana siguiente colamos la leche. Añadimos también al aromático el agua de azahar, y el ron. Comprobamos si se ha perdido cantidad de liquido si es así añadimos un poco de leche semidesnatada hasta que lleguemos a la cantidad de 120 g de leche aromatizada.


Preparación de la masa del roscón:
En un bol ponemos la harina, y el prefermento del día anterior. Añadimos también la levadura y vamos disolviendo con la harina y seguimos añadiendo ingredientes secos; el azúcar, la sal que potencia el sabor. Añadimos también la ralladura de la piel de una naranja o limón.

Mezclamos bien, y una vez mezclado añadimos los huevos. Removemos bien, y vamos añadiendo poco a poco la leche. No la añadiremos toda de golpe ya que sino la masa se nos puede quedar muy liquida. Necesitamos una masa húmeda y pegajosa, así que vamos añadiendo la leche poco a poco y vamos integrando todos los ingredientes.

Si notamos que la masa esta muy seca se le puede añadir un poquito de leche semidesnatada, pero si es al contrario no es necesario añadir toda la leche. Ponemos la masa en la mesa y la vamos trabajando. Una vez mezclado todos los ingredientes menos la mantequilla.

Dejamos reposar la masa 10 minutos. Antes de amasarla. Trascurrido el tiempo ponemos la masa en la mesa y amasamos 5 minutos, plegando la masa sobre si misma. Ahora es el momento de incorporar la mantequilla en pomada, blanda pero no derretida.

Vamos integrándola en la masa y se ira fundiendo con ella por la fricción. La dejamos reposar unos minutos, y seguimos el amasado. Vamos doblándola sobre si misma, es un amasado fácil. Este amasado será sobre 10 minutos. La metemos en un bol y la dejaremos reposar, hasta que doble el volumen.

A mí se me ha doblado el volumen en alrededor de una hora y media. Pero este proceso depende de la temperatura ambiente. Después de dejarla reposar la pasamos a la mesa y desgasamos la masa. La boleamos y la dejamos reposar unos 15 minutos ya que no se puede dar todavía forma al roscón ya que esta muy tensa.

Trascurrido el tiempo hacemos un agujero a la masa y vamos dándole forma hasta conseguir la forma de un roscón. Ahora es el momento de esconder la haba. Lo pondremos sobre la bandeja de horno con papel vegetal y lo pintaremos con huevo batido.

Lo dejaremos reposar durante una hora y media hasta que doble su volumen. Trascurrido el tiempo de reposo rectificamos la forma del roscón de reyes y volvemos a pincelar. Ahora es el momento de decorarlo.


Decoración:
Una vez dado forma al roscón y vuelto a pintar de huevo batido, empezaremos a decorarlo. Usaremos almendras fileteadas. También pondremos fruta confitada la que más nos guste. Lo pondremos todo sobre la superficie del roscón. El punto final será pincelarlo con un poco de azúcar húmedo por encima.

Ya tenemos el roscón preparado para meterlo al horno. Lo hornearemos en la parte media del horno a 180ºC de 25 -30 minutos dependiendo de la fuerza del horno. A media cocción comprobaremos que no este muy dorado el roscón y si es necesario taparemos con papel de aluminio para que no se queme por encima sino que tenga un color doradito característico.

Una vez horneado dejamos enfriar y ya esta listo para consumir. Si queremos rellenarlo lo cortaremos una vez frío por la mitad. Lo rellenaremos de lo que más nos guste; nata montada, trufa, cabello de ángel , o crema pastelera. Ya sólo queda disfrutarlo en buena compañía.