Roscos de vino, ron y nueces

Roscos de vino, ron y nueces
Los roscos de vino son muy tradicionales en España y en la zona de Málaga en navidades... Esta receta los hemos elaborado de forma casera y tradicional pero añadiéndoles un toque diferente con un poco de ron miel para emborracharlos y nueces. Están hechos al horno y son toda una delicia para el paladar.
Ingredientes
Ingredientes (para 18 unidades aprox.)

500 gr de harina de trigo
200 gr de manteca de cerdo ibérica
200 ml de vino dulce de Málaga
150 gr de azúcar moreno de caña
150 gr de nueces de california picada
10 de clavos de olor machacados
5 gr de ajonjolí
4 cucharaditas rasas (de 1 ml ) de cacao puro desgrasado
2 cucharadas rasas (de 5 ml ) de canela molida
2 cucharadas rasas (de 5 ml ) de anís en grano
Pizca de sal

Para rebozar los roscos:

Ron miel
Azúcar glasé
Elaboración

Los roscos de vino son muy tradicionales en España y en la zona de Málaga en navidades... Esta receta los hemos elaborado de forma casera y tradicional pero añadiéndoles un toque diferente con un poco de ron miel para emborracharlos y nueces. Están hechos al horno y son toda una delicia para el paladar.

Elaboración:

Mezclaremos en un bol, la manteca de cerdo (que debe estar a temperatura ambiente y a punto de pomada ) junto a la harina. Seguidamente echaremos el vino dulce y el azúcar.

A continuación, incorporaremos a nuestra masa los clavos machados, la canela, el ajonjolí, el anís, el cacao y una pizquita de sal para que no estén sosos... Por último, echaremos las nueces picadas (pero no hechas polvo para que tengan su gracia)

Amasaremos artesanalmente sobre la encimera, hasta que la masa no se nos pegue en las manos, una vez conseguido haremos una bola con ella, la taparemos con papel film y la dejaremos reposar como mínimo, media hora en la nevera.

Pasado el tiempo estiraremos las masa con un rodillo, hasta conseguir un grosos de unos 5 mm. Y con ayuda de un molde circular (o como yo de un vaso de agua) cortaremos círculos, haremos un agujero en el centro con nuestro dedo y los pondremos sobre papel de hornear.
Hornearemos 170º calor arriba y abajo con ventilador unos 15 minutos (o bien a 190° si no tenéis horno con ventilador) hasta que estén doraditos.
Sacaremos del horno y dejaremos enfriar sobre una rejilla.

Cuando haya enfriado los bañaremos por ron miel y posteriormente por abundante azúcar glasé... Después los dejaremos sobre la rejilla nuevamente hasta que esté completamente secos y ya los podemos consumir o guardarlos bien en una cajita o en envueltos en papel de seda, de forma individual.

Espero que os guste, un beso, Elisa.