Roscón de reyes y otras delicias para Navidad

Roscón de reyes y otras delicias para Navidad
En casi todas las familias españolas es tradición comer el Roscón de Reyes durante el día cinco y seís de enero, donde el Roscón se convierte en el re
Ingredientes
Ingredientes para 2 roscones medianos
Para la masa madre
  • 50 g. Leche entera
  • 10 g. Levadura fresca de panadero
  • 10 g. Azúcar
  • 60 g harina de fuerza

Para la masa principal
  • 60 g.Leche entera
  • 20 g. Levadura fresca de panadero
  • 430 g. Harina de fuerza
  • 2 huevos M a temperatura ambiente
  • 80 g. Mantequilla a temperatura ambiente
  • Una pizca de sal
  • 130 g. Azúcar glas
  • Ralladura de limón
  • Un chorrito de agua de azahar
  • Masa madre

Para la decoración
  • 1 huevo batido con una cucharada de leche
  • Fruta confitada al gusto
  • Frutos secos
  • Azúcar glas (opcional)

Procedimiento
Como se hace la masa madre

Templamos en el micro la leche entera y desmenuzamos los 10 g de
levadura fresca en ella. Dejamos reposar 5 minutos. Mezclamos bien para
que se disuelva. En un cuenco colocamos la harina junto con el azúcar y
le añadimos la levadura disuelta en la leche. Mezclamos todo. Y dejamos
reposar unos 30 minutos aproximadamente.


Como se hace la masa principal

En una taza colocamos la leche, la calentamos ligeramente en el
micro, debe estar tibia. Echamos dentro la levadura fresca desmenuzada.
Dejamos reposar unos minutos y mezclamos para que se disuelva bien.
Reservamos.


Ponemos un colador fino sobre un cuenco bastante grande, tamizamos en
el la harina. Hacemos un hueco en el centro y añadimos la mantequilla,
la sal, el azúcar glas, la ralladura de limón y un chorrito de agua de
azahar al gusto. Mezclamos todos los ingredientes y seguidamente
incorporamos la masa madre y la levadura con la leche que hemos
disuelto.


Mezclamos vigorosamente, si tenemos amasadora o batidora con los
ganchos de amasar, mucho mejor y más fácil y cómodo. Si no disponemos de
las maquinitas pues con paciencia lo hacemos a mano, hasta que estén
todos los ingredientes bien integrados. No hace falta esmerarse mucho,
lo suficiente para que los ingredientes estén bien integrados.


Seguidamente engrasamos ligeramente el mármol o la encimera de la
cocina con un poco de aceite, volcamos la mezcla del cuenco y empezamos a
amasar con las manos de fuera hacia dentro, si vemos que necesitamos
un poco más de harina le añadimos un poco espolvoreada, pero sin
pasarnos.
Seguimos trabajando la masa hasta que sea homogénea, lisa y elástica.


Hacemos una bola, y la colocamos en un recipiente engrasado
ligeramente, la tapamos con un papel film y la dejamos reposar un mínimo
de 4 horas, hasta que duplique su tamaño. Si lo hacemos la noche
anterior, sería perfecto. La podemos guardar toda la noche en el
frigorífico. Y utilizarla a temperatura ambiente. Con lo cual debemos
sacarla de la nevera 1 hora antes.


Transcurrido el tiempo de levado, podemos hacer dos cosas, hacer un
solo roscón bastante grande o dos medianos, dividiendo la masa en dos.
Yo he elaborado dos roscones medianos, quedan más bonitos y es mucho
mejor a la hora de hornear. Entonces, si vamos ha elaborar dos roscones
medianos, dividimos la masa en dos bolas, y dejamos reposar 15 minutos.

Montaje y horneado del Roscón de Reyes

Ahora viene lo bueno De este paso va a depender la estética de nuestro Roscón de Reyes. Hay que darle forma!!.
La mejor manera es introducir los dedos en el centro de la bola poco a
poco y con paciencia, para ir agrandando el agujero, una vez lo tengamos
listo, procuramos que todo el contorno sea igual, y tenga el mismo
grosor. Ponemos un vaso o un aro de metal engrasado en el agujero, yo
se lo he puesto para evitar que éste se cierre, ya que la masa tiene que
levar una vez más.


Lo colocamos sobre la bandeja con un papel de horno. Dejamos que
duplique de nuevo su tamaño, no serán 5 horas como en el primer levado,
con unas dos horas aproximadamente es suficiente.


Pintamos con la mezcla de huevo batido y leche nuestro Roscón de Reyes,
utilizando a ser posible un pincel suave o de silicona, con cuidado de
no pinchar el roscón, porque se nos puede fastidiar el invento (súper
importante).
En este momento cada uno utiliza su imaginación para decorar,
colocándole fruta confitada, frutos secos, o lo que se nos ocurra.


Precalentamos el horno a 200° C , con calor arriba y abajo.
Hornear entre Unos 15-20 minutos y bajamos la temperatura a 180° C
los últimos 10 minutos de cocción . Si vemos que ya se ha dorado
suficiente antes de terminar la cocción, podemos ponerle encima papel de
aluminio o de horno para que no se nos tueste demasiado la superficie,
porque queda muy feo.


Retiramos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla para que la base no se nos humedezca.
Cuando esté completamente frío, podemos degustarlo tal cual, o
rellenarlo de nata, trufa, crema de café, lo que os apetezca, yo le he
puesto nata vegetal bien montada, para que cuando le pongamos la tapa al
roscón, con el peso no se nos baje.


El Roscón de Reyes aguanta en buenas condiciones. Lo que aguanta,
no sabrá igual al día siguiente que recién hecho, pero estará bueno
igual, ya que lo hemos elaborado con masa madre, que hace que aguante un
poco más. A disfrutar!!!!!