Strudel de manzana

Strudel de manzana
El strudel es un tipo de pastel hecho con una masa fina que forma muchas capas y puede estar relleno de carne, plátano, o lo más usual, manzana.
Ingredientes

(1 Unidad)

INGREDIENTES:

- 9 Láminas de pasta filo

- 4 Manzanas variedad Granny Smith

- 110 g de mantequilla

- 30g de azúcar

- 15 galletas de mantequilla

- Jugo de 1/2 limón

- Canela

PREPARACIÓN:

En una tartera a fugo suave, ponemos la mantequilla y dejamos que se derrita, con cuidado de que no humee para evitar que se queme y aporte un mal sabor a la preparación después. Una vez tengamos la mantequilla derretida, la retiramos del fuego.

Exprimimos medio limón y disponemos el zumo obtenido en una fuente. Sobre el zumo de limón agregamos el azúcar. Añadimos canela al gusto. A mi me encanta, así que añado bastante.

Para cocinar el strudel de manzana, se tiene que conseguir la mejor manzana para ello. La que tenga un agradable aroma, que le quede una buena textura cuando se metan al horno y aporten a la preparación un toque ácido. Limpiamos, pelamos y cortamos en gajos la manzana. Después cortamos éstos en trocitos muy menudos. Yo lo he hecho así para mi primera vez, la próxima probaré a hacerlo en versión compota, que seguro que está buenísimo también. Añadimos las manzanas cortadas a la fuente con el zumo de limón, el azúcar y la canela. Mezclamos. 

Disponemos en una bolsa de congelación las galletas de mantequilla. Con ayuda del rodillo, las aplastamos hasta que queden poquitos trozos grandes y esté prácticamente molido. Separamos las obleas de la masa filo-brick. Esta masa es una pasta blanda, transparente y finísima, por la que se debería leer un libro a través de ella. Disponemos las primeras tres obleas interpuestas entre ellas, sobre la bandeja de horno con papel sulfurizado. Después dispondremos otras tres obleas interpuestas a cada lado de estas, hasta formar un cuadrado de masas formado por 9 obleas.

Untamos la masa con ayuda de un pincel de cocina con la mantequilla derretida, para que no se despeguen unas obleas de las otras.  Espolvoreamos la masa con las galletas desmanuzadas. Colocamos las manzanas en el centro de las masas. 

Comenzamos a doblar, presionando fuertemente los bordes para que el strudel no se desarme. A cada vez que plegamos una oblea sobre otra pintamos con mantequilla derretida y espolvoreamos una pequeña cantidad de galletas desmenuzadas. Esto lo hacemos para evitar que la pasta filo-brick quede cruda por dentro debido a la humedad del relleno. Pintamos con mantequilla la parte de arriba del strudel, también.

Metemos al horno previamente calentado a 180ºC, y dejamos cocer 35 minutos. Pasado ese tiempo, sacamos el strudel del horno. Ha quedado de un tono dorado espectacular, y muy crujiente.

Espolvoreamos con azúcar glass. Éste es el resultado final de nuestro apfelstrudel, o strudel de manzana.