Tarta de Filipinos y Conguitos (sin horno)

Tarta de Filipinos y Conguitos (sin horno)
Original tarta, de sabor exquisito, sin horno para estos dias de verano
Ingredientes

Ingredientes (para un molde de unos 18 cm aprox.):



Para la base:
  • 150 gr de galletas Digestive

  • 75 gr de mantequilla sin sal

Para la mousse:
  • 300 gr de queso Philadelphia
  • 3 hojas de gelatina neutra
  • 4 claras
  • 40 gr de azúcar
  • 100 gr de chocolate blanco
  • 150 gr de Filipinos (algunos más para decorar)
  • 30 gr de Conguitos 



Elaboración:

Comenzaremos haciendo la
base de nuestra tarta. Para ello introducimos las galletas en la
picadora, y trituramos hasta obtener un textura tipo arena. Derretimos
la mantequilla en el microondas y la incorporamos al polvo de galletas,
mezclando bien para que queden empapadas.


Con esta mezcla rellenamos la base de nuestro molde y apretamos bien para que quede compacta. Reservamos en el frigorífico.

Con los Filipinos y lo
Conguitos hacemos lo mismo, los introducimos en la picadora y
trituramos, pero dejando trozos más grandes. Reservamos.


A continuación montamos las claras a punto de nieve. He
de decir que tenía un poco de respeto a realizar esta técnica, ya que
nunca lo había hecho. Pero os puedo asegurar que es muy fácil, y os
saldrá a la primera. Os voy a explicar un poco el proceso:

  1. Pon las claras en un
    recipiente, añade una pizca de sal y comienza a batir a velocidad baja
    hasta que se forme un poco de espuma.
  2. Aumenta la velocidad hasta observar que se forman puntas pero no se mantienen.
  3. Continua batiendo hasta obtener puntas que mantienen su posición.
  4. Sigue batiendo unos minutos más y se montarán a Punto de Nieve (la espuma es densa).






Para saber si están
bien montadas, una de las pruebas es poner el cuenco boca-abajo. Las
claras tienen tanta cohesión que no caerán. Yo hice la prueba sobre mi
cabeza!!! jejeje, estaban bien montadas (Paco se partía de risa).


Añade los 40 gr. de azúcar en el punto 3, cuando estén semimontadas. Ve añadiéndolo en forma de lluvia.

Pon en un cazo la mitad del queso, y calientalo a fuego bajo, removiéndolo con una cuchara hasta obtener una especie de crema. Añade
la gelatina y remueve bien hasta que se disuelva por completo. Retira
del fuego y añade el chocolate derretido y el resto del queso. Mezcla
bien y dejalo atemperar unos minutos hasta que no queme.


A continuación ve incorporando poco a poco la mezcla de chocolate sobre las claras montadas, haciendo movimientos envolventes.

Una vez bien mezclados,
añade la mezcla de Filipinos y Conguitos que habías triturado al
principio (dejando un poco para espolvorear sobre la tarta). Mezclalos
bien.








Echa esta mezcla sobre la base de galletas que tenías en la nevera y refrigerala de un día para otro.

En el momento de servir,
pon por encima el resto de Filipinos y Conguitos que teníamos
reservados, desmoldamos y decoramos a nuestro gusto.