La tarta de manzana más fácil y rápida

Cómo preparar una tarta fina de manzana en hojaldre una receta rápida, fácil y económica. La combinación de hojaldre crujiente con manzana asada ligeramente dulce hace de esta tarta el postre ideal para una comida o cena y si la acompañamos de un helado de vainilla ya es el broche de oro para un momento especial.
Ingredientes
4 Manzanas (Yo he empleado manzanas Golden)
Zumo de 1/2 limón recién exprimido
30 g Mantequilla sin sal
2 Cucharadas de azúcar moreno (Puede ser blanco)
1 Plancha de hojaldre refrigerada
Elaboración
Pelamos las manzanas y un descorazonador les retiramos el corazón y las partimos por la mitad, las cortamos a cuchillo en lonchas finas. Ponemos un recipiente amplio con agua y el zumo de un limón, incorporamos las manzanas cortadas en el agua con limón para que no se oxiden.
Extendemos la plancha de hojaldre sobre el mismo papel de hornear que trae, colocamos sobre una bandeja plana para el horno y pinchamos toda la superficie del hojaldre con un tenedor, espolvoreamos con azúcar moreno por toda la superficie del hojaldre.

Escurrimos las manzanas del agua con limón y vamos poniendo ordenadamente y un poco sobrepuestas las manzanas sobre el azúcar procurando dejar una orilla de un centímetro y medio de hojaldre sin cubrir con manzana.
Cuando tenemos la manzana bien colocada sobre el hojaldre la espolvoreamos con azúcar moreno al gusto y le repartimos la mantequilla a trocitos por toda la tarta. (Si queremos le hacemos un repurgue a la orilla del hojaldre cogiendo pellizquitos de hojaldre y empujando un poquito hacia dentro de la tarta)

Con el horno precalentado a 180 grados con calor arriba y abajo horneamos a 180 grados de 40 a 45 minutos. Una vez horneada la tarta le dejamos enfriar sobre una rejilla y lista para disfrutar (Opcionalmente le podemos dar brillo por encima con un poco de mermelada de albaricoque por encima).

¡Probadla os va a encantar!