Tarta helada de praliné al whisky

Ingredientes

INGREDIENTES:

Para
el bizcocho:
 



2
huevos , 50 gr de harina, 50 gr de azúcar.



Para
el praliné:



100
gr de almendras peladas, tostadas y picadas



100
gr de azúcar.



Para
la crema: 



125
g de azúcar



6
yemas de huevo, 3 claras



Una
cucharadita de maizena



1/2
litro de leche



Una
hoja de gelatina y 50 ml de whisky



Almibar
con un buen chorro de whisky para remojar el bizcocho



Para
la cobertura:



3
yemas, un huevo , 150 ml de agua, 150 gr de azúcar, dos hojas de gelatina.



Para
decorar:



Nata
montada con azúcar y almendra picada



PREPARACIÓN:



Lo
primero es hacer el bizcocho. Para ello batimos con la batidora de varillas los
huevos con el azúcar durante 15 minutos, tienen que quedar muy montados.
Añadimos el harina que previamente habremos tamizado con movimientos
envolventes  y lo echamos en un molde que tenemos untando con mantequilla
y enharinado. Introducimos en el horno a 180º durante 8 - 10  minutos.
Desmoldamos sobre una rejilla y dejamos enfriar.



Ahora
hacemos el praliné, para ello ponemos el azúcar en un cazo pequeño con una
cucharilla de agua, cuando empiece a tomar color añadimos las almendras picadas
gruesas, removemos y vertemos sobre el mármol engrasado. Dejamos enfriar y lo
trituramos en la picadora o lo metemos en una bolsa y le pasamos varias veces
el rodillo de cocina.



Ponemos
la leche a hervir y deshacemos las yemas en un cazo con el azúcar y la maizena,
vertemos la leche hirviendo por encima y sin dejar de mover. Mantenemos en el
fuego hasta que espese, añadimos el praliné mezclando. Ponemos el whisky en el
fuego para que pierda el alcohol ( si no lo van a tomar niños no es necesario,
pero yo si lo he hecho) y le añadimos  la hoja de gelatina remojada,
añadimos a la crema, removemos bien. Dejamos enfriar varias horas.



Cuando
este la crema fría pasamos al congelador removiendo cada 30 minutos mas o
menos. Cuando empiece a tomar cuerpo le añadimos las claras montadas a punto de
nieve removiendo con cuidado para que no se nos baje la mezcla. Montamos la
tarta.



Colocamos
el disco de bizcocho en un molde desmoldable  y lo empapamos bien en el
almibar con whisky. Echamos la crema alisando bien la superficie y dejamos unas
horas hasta que esté perfectamente congelado



Preparamos
la crema de cobertura , para ello mezclamos las 3 yemas , el huevo y el azúcar.
Cuando tengamos todo bien mezclado le añadimos el agua y lo ponemos al fuego
hasta que comience a espesar.



Le
añadimos las dos hojas de gelatina remojada y dejamos entibiar.



Echamos por encima de la tarta alisando bien la
superficie , la espolvoreamos con azúcar (mejor si es moreno, yo no tenía y le
puse blanca) y quemamos con el soplete. Dejamos congelar, la dejé hasta el día
siguiente .



Decoramos con nata montada y almendra picada y dejamos
congelar de nuevo. Sacamos un ratito antes de que la vayamos a comer