Tarta holandesa sin horno y muy fácil

Una tarta de sabor a vainilla y chocolate, cremosa y con el contraste de las galletas la hacen una tarta irresistible, muy fácil de hacer y con un aspecto magnifico. Se puede poner en el congelador durante una hora antes de servir y tendremos una tarta semi congelada estupenda. Ideal para el verano pero deliciosa y apetecible en cualquier época del año.
Ingredientes

Ingredientes de la base:

  • 200 gr. galletas integrales (pueden ser otras) 
  • 80 gr. mantequilla sin sal

Ingredientes del relleno:

  • 170 gr. galletas redondas con chocolate por una cara 
  • 3 yemas de huevo 
  • 400 gr. leche condensada 
  • 400 ml. leche de vaca 
  • 400 ml. nata para montar o crema de leche para batir (tiene que estar muy fría) 
  • 4 hojas de gelatina o 7 gr. de gelatina o grenetina en polvo 
  • 2 cucharadas esencia o extracto de vainilla

Ingredientes de la Ganache:

  • 100 ml. nata para montar o crema de leche para batir 
  • 100 gr chocolate especial postres

Molde desmoldable de 23 cm de diámetro x 8 cm de alto

Papel de hornear (para la base del molde)

Elaboración
Preparación de la base:
Molemos las galletas en una picadora o dentro de una bolsa y aplastando con un rodillo hasta reducirlas a polvo, derretimos la mantequilla en un cazo a fuego lento o en el microondas, una vez derretida la agregamos a las galletas molidas y mezclamos bien.

Vertemos la mezcla de galletas en el fondo de un molde desmontable con un disco de papel de hornear en la base, aplastamos la mezcla de galletas con una cuchara o un vaso hasta que quede una base lisa y uniforme. Colocamos las galletas con chocolate por el contorno de la tarta dejando la parte del chocolate hacia afuera y presionando cada galleta dentro de la base de galletas para que queden un poco incrustadas, reservamos en la nevera.

Preparación del relleno:
En un recipiente amplio con abundante agua fría ponemos a hidratar las hojas de gelatina, en una olla ponemos la leche condensada, la leche, las yemas de los huevos (las claras se pueden congelar para otras preparaciones) mezclamos bien con varillas de mano y llevamos la olla al fuego.

Cocinamos a temperatura media alta sin dejar de remover hasta que la mezcla hierva, seguido apagamos el fuego y añadimos la esencia de vainilla, mezclamos un poco y añadimos la gelatina hidratada y escurrida, mezclamos bien y después pasamos la crema aun recipiente aparte, cubrimos con papel film y dejamos enfriar, una vez fría la pasamos a la nevera una hora mínimo.

Batimos con varillas eléctricas la nata muy fría hasta que este cremosa y se formen surcos poco profundos en la superficie. Añadimos la crema fría a la nata semimontada en dos veces y batimos hasta que se integre, con cuidado de no pasarse para que la crema no se corte.

Vertemos la crema en el molde y alisamos la superficie con una espátula, cubrimos el molde con papel film y dejamos en la nevera un mínimo de 4 horas.

Preparación de la Ganache:
Calentamos la nata en un cazo a fuego bajo o en el microondas hasta que hierva, vertemos la nata hirviendo sobre el chocolate troceado y reservamos unos minutos, seguido mezclamos hasta integrar, dejamos enfriar unos minutos.

Seguido vertemos la ganache sobre la tarta cuajada, alisamos la superficie y opcionalmente le podemos hacer unos giros con una cuchara desde el exterior hasta el centro para hacerle una especie de remolino, dejamos la tarta tapada durante unas horas en la nevera y mejor una hora en el congelador antes de servir, desmoldamos y pasamos la tarta a la bandeja de servir y lista para disfrutar.

¡Probarla, os va a encantar!