Tarta de limón sin horno

Cómo hacer paso a paso y sin horno una deliciosa tarta de limón fría o Cheescake de limón.
Ingredientes

Ingredientes para la base:

  • 80 gr. de galletas 
  • 40 gr. de mantequilla

Ingredientes relleno:

  • 100 ml. de zumo de limón 
  • 300 ml. de nata para montar 
  • 300 gr. de queso crema 
  • 100 gr. de azúcar 
  • 6 hojas de gelatina neutra

Ingredientes decoración:

  • 100 ml. de limón 
  • 50 gr. de azúcar 
  • 50 ml. de agua 
  • 2 hojas de gelatina
Elaboración
Lo primero que vamos hacer es triturar las galletas y las mezclamos con la mantequilla ablandada. Con la masa resultante, la extenderemos en la base de un molde de tarta de unos 18 o 20 cm, previamente untado antes con mantequilla por el fondo y las paredes para que la tarta se pueda desmoldar bien después.

También podemos forraren la parte de la base papel vegetal. Ahora la metemos en la nevera mientras realizamos el relleno de la tarta.

Preparación del relleno:
Lo primero es poner a remojo las gelatinas en agua fría. Después exprimimos los limones. Calentamos el jugo del limón con la mitad del azúcar.Pondremos las gelatinas en remojo en este líquido. Con un bol frío y las varilla frías del congelador batimos la nata hasta montarla.

Cuando estemos batiendo la nata a mitad aproximadamente añadimos la mitad del azúcar que habíamos reservado. Por otra parte batimos el queso crema, y añadimos el zumo de limón junto las gelatinas disueltas. Mezclamos todo bien hasta que se haga una mezcla uniforme.

A la crema de queso le añadimos también la nata montada y lo mezclamos con movimientos envolventes hasta conseguir una textura de mousse. Una vez el relleno preparado se vierte en nuestro molde de tarta encima de las galletas.

Se tapa con papel film y dejaremos 2 horas en reposo en la nevera para que cuaje bien. Transcurrido ese tiempo haremos su decoración.

Preparación gelatina de limón:
Lo primero ponemos a remojo en agua fría las gelatinas. Lo siguiente exprimimos los limones, sera llevarlo a fuego junto el azúcar. Podemos añadir un poco de colorante amarillo si lo deseamos. Dejamos que hierva un minuto. Templamos y añadimos la gelatina, disolviendo bien.

Una vez fría untaremos la parte superior de la tarta con la gelatina de limón.. Ahora meteremos en la nevera unas 12 horas hasta su consumo, y la sacaremos media hora antes de consumir. Antes de consumir podemos decorarla con limón rallado, cortadas de limón o menta, o con lo que más os guste.