Tarta de queso americana o New York cheesecake

La receta de tarta de queso americana o New York cheesecake es muy fácil de preparar y en poco tiempo. Resulta muy cremosa y con un sabor increíble. Yo la hice un poco a mi manera utilizando dos tipos de queso crema y aromas al gusto. De hecho creo que es la mejor tarta de queso que he probado hasta ahora.

Ingredientes

  • un paquete de galletas tipo María 
  • 100 gr. de mantequilla 
  • 250 ml. nata liquida para montar 
  • 250 gr. queso crema tipo Philadelphia 
  • 250 gr. queso mascarpone 
  • 180 gr. azúcar 
  • una cucharadita esencia de vainilla 
  • piel rallada de un limón 
  • el zumo de medio limón 
  • 2 cucharadas maicena o almidón de maíz 
  • mermelada y frutos rojos para decorar

Elaboración

Tritura las galletas con la ayuda de un procesador de alimentos. Si no lo tienes, rompe las galletas, ponlas dentro de un paño limpio y pasa un rodillo por encima. Pon las galletas en un bol y añade la mantequilla derretida. Remueve bien con una paleta o cuchara hasta que resulta una masa arenosa.

Prepara un molde con anillo, forra la base con papel de horno. Luego vierte la masa de galletas dentro y repártela de modo uniforme por toda la superficie. Presiona bien las galletas con el fondo de un vaso. Lleva el molde a la nevera para 10-15 minutos.

En otro bol vierte la nata y con unas varillas bate unos 2 minutos. Luego añade los dos tipos de queso crema, una pizca de sal, la piel rallada de limón y la esencia de vainilla. Remueve bien con las varillas hasta obtener una mezcla homogénea.

Al final añade el zumo de limón y la maicena. Remueve un poco más. Saca el molde de la nevera y pon dentro una espátula o una cuchara. Vierte la mezcla anterior dentro del molde pero sobre la cuchara para que no rompa la base de galletas.

Lleva el molde con el cheesecake al horno precalentado a 180ºC - 356ºF para unos 50 minutos aproximadamente o hasta que se ve dorada por encima. Haz la prueba del palillo, cuando ese sale limpio significa que la tarta está hecha.

Sácala del horno y déjala enfriar a temperatura ambiente. Luego llévala a la nevera para unas 3-4 horas. Después se puede sacar del molde. Pasa primero un cuchillo fino por las paredes del molde y luego abre el anillo.

Para desmoldarla pon un plato por encima y dale la vuelta a la tarta. Quítale la parte de abajo del molde y el papel de la base. Pon el plato donde la vas a servir por encima y dale otra vez la vuelta. Ahora le puedes poner mermelada por encima. Una capa finita. Yo he utilizado mermelada de frutos rojos pero puedes utilizar la que más te guste. Y al final yo le puse frutos rojos frescos también.

Córtala a tu gusto y disfruta del sabor de esta tarta de queso americana o New York cheesecake. Te encantará. ¡Buen provecho!