Tarta de queso con arándanos

Tarta de queso con arándanos, una receta fácil de hacer que no necesita horno.
Ingredientes

No hay nada más delicioso que una tarta de queso, hoy prepararemos una tarta  de queso fría con arándanos. Para ello necesitaremos los siguientes ingredientes;

                                 INGREDIENTES

                             300 gr de queso de untar

                             300 gr de nata

                             75 gr de galletas

                             5 gr gelatina en polvo o laminas

                             30 gr de mantequilla

                             40 gr de azúcar

                             1 bote de confitura de arándanos

Lo primero que vamos hacer es deshacer las galletas y las mezclamos con la mantequilla derretida. Con la masa resultante, la extenderemos en  la base de un molde de tarta, previamente untado antes con mantequilla por el fondo y las paredes para que la tarta se pueda desmoldar bien después. 

Lo siguiente será preparar el mousse, para ello calentaremos la nata en el fuego. A continuación añadiremos el queso y moveremos continuamente sin parar, para que se mezcle bien con la nata.  Luego añadimos también el azúcar y lo mezclamos todo bien. Para terminar la mousse le incorporaremos las laminas de gelatina que ya las habremos tenido en remojo en agua.También podemos utilizar la gelatina en polvo. Una vez mezclado bien todos los ingredientes de esta mousse, lo vertemos en el molde de la tarta importante; la verteremos colándola por un colador para que no queden ningún grumo. Ahora la dejaremos enfriar en la nevera toda la noche para que cuaje bien.

Al día siguiente un par de horas antes de consumirla la terminaremos de preparar.  La mousse vemos que esta endurecida y bien cuajada. Lo que nos queda es ponerle la confitura de arándanos. Para ello lo primero que haremos es calentar en un cacito la confitura para poder trabajar en la tarta, con la confitura calentada la extenderemos sobre la parte superior de la tarta y ahora la dejamos enfriar  en la nevera  unas 3 horas hasta que se consuma. Podemos ver todos los pasos de esta receta en el vídeo.

Sólo queda el último paso; desamoldar la tarta y decorarla a nuestro gusto, y "et voila" una deliciosa e irresistible  tarta de queso con arándanos que disfrutara toda la familia, no sólo lo más golosos.