Tarta de queso y chocolate blanco

Además de la mezcla de la tarta, está la mermelada que lleva por encima, es un espectáculo.
Ingredientes

Ingredientes:

Para la base:

- 12 galletas.

- 75 gr. de mantequilla.

Para el resto:

- 250 gr. de queso crema.

- 500 ml. de nata líquida 18% M.G.

- 75 gr. de chocolate blanco.

- 100 gr. de azúcar.

- 220 gr. de mermelada de níspero.

- 2 cucharaditas de gelatina neutra en polvo para la parte cremosa.

- 1 cucharadita de gelatina neutra para la mermelada.

Preparación:

 - Lo primero que hay que hacer es la base de galleta para la tarta, para la que debemos triturar las galletas hasta hacerlas polvo y derretir la mantequilla hasta que quede en "punto de pomada". Mezclamos ambas cosas y extendemos bien el preparado por el molde, procurando que todo quede bien cubierto y poniendo especial atención en los bordes, para no correr el riesgo de que se salga la mezcla líquida que verteremos después.

- Para hacer la parte cremosa ponemos en una cazuela a calentar el queso, el chocolate, la nata y el azúcar, y removemos hasta que veamos que todo está bien integrado. Luego ponemos a hidratar en un vaso de agua la gelatina neutra, 2 cucharadas en caso de que nos guste una textura más cremosa y 2 y media, si queremos que sea más gelatinosa. Tras un par de minutos hidratándose la añadimos a la cazuela.

- Seguimos removiendo para que la gelatina se integre en la mezcla y retiramos del fuego. Dejamos que se temple un poco, sin dejar que se solidifique ya que lleva gelatina y vertemos la mezcla sobre la base de galleta. Dejamos que se enfríe del todo y luego la metemos a la nevera.

- Al día siguiente tenemos que gelatinizar la mermelada. La ponemos en un cazo y empezamos a remover por si hubiera algún trozo de fruta, ya que es mejor que sea homogénea. Ponemos 1 cucharadita de gelatina en agua para que se hidrate y aproximadamente un minuto después la añadimos a la mermelada. Removemos bien y listo, ya tenemos la tarta prácticamente terminada.

- Sacamos la tarta de la nevera y raspamos la superficie con un tenedor antes de echar la mermelada, para que ésta se sujete. Luego la ponemos por encima y ya tenemos la tarta hecha. Espero que os guste!