Tarta de queso con chocolate (sin horno)

Una tarta que cuando la cortas es toda una sorpresa para la vista y está absolutamente deliciosa. Con ella vas a sorprender a familia y amigos, ¡seguro! Es una tarta cremosa con la mezcla de sabores que combinan perfectamente el puntito salado y el ácido del queso crema con el sabor del chocolate. Esto convierte cada bocado en una fiesta en tu boca. La receta es para una tarta grande de unas 16 a 18 raciones, pero puedes dividir los ingredientes para hacer un tamaño más pequeño.
Ingredientes

Ingredientes de la base:

  • 175 gr. de galletas de chocolate 
  • 75 gr. de mantequilla sin sal 

Ingredientes del relleno:

  • 900 gr. de queso crema tipo Philadelphia 
  • 1 litro de nata para montar (con un mínimo de 35% MG) o crema de leche para batir 
  • 7 hojas de gelatina o 14 gr. de gelatina o grenetina en polvo 
  • 160 gr. azúcar
  • 300 gr. de chocolate negro de repostería 
  • 1 cucharada de extracto o esencia de vainilla

Molde desmontable de 23 cm x 6 cm de alto

Elaboración
Preparación de la base:
1.- Pica las galletas hasta reducirlas a polvo con una picadora eléctrica o dentro de una bolsa y aplastándolas con un rodillo, seguido ponlas en un recipiente amplio y derrite la mantequilla en el microondas o en un cazo, agrega la mantequilla derretida a las galletas y mezcla hasta integrar, vierte la mezcla en el molde y presiona con una cuchara hasta dejar una base lisa y compacta, reserva el molde en la nevera al menos 15 minutos.

Preparación del relleno:
2.- Hidrata las hojas gelatina en abundante agua fría durante 7 minutos. (Si usas gelatina en polvo hidrata los 14 gramos con unas 5 cucharada de agua fría mezcla y deja hidrata durante 7 minutos).

3.- En un recipiente amplio ponemos el queso crema (Es conveniente que este a temperatura ambiente), seguido añadimos el azúcar, mezclamos con varillas eléctricas a baja velocidad hasta que se integren y reservamos para más adelante.

4.- Calentamos 750 ml de nata hasta que comience a hervir (reservamos el resto de nata para añadirla fría), después dejamos enfriar unos de minutos y seguidamente añadimos la gelatina bien escurrida a la nata caliente, mezclamos hasta que se disuelva, añadimos la nata fría que habíamos reservado y esperamos a que la mezcla este a temperatura ambiente.

5.- Vertemos esta mezcla al recipiente con el queso y también la vainilla, batimos hasta que esté todo incorporado, repasamos el fondo y el lateral del recipiente con una espátula para asegurarnos de que se ha mezclado todo bien.

6.- Preparamos 3 recipientes amplios y también necesitaremos una báscula para dividir a mezcla de queso con las siguientes cantidades, vierte 600 gramos en un recipiente, en otro pon 500 gramos y en tercero pon 250 gramos, te quedará en el recipiente donde has batido todo, unos 700 gramos aproximadamente en total debemos de tener la mezcla de queso repartida en 4 recipientes.

7.- Derretimos el chocolate en el microondas o a baño maría, una vez derretido añadiremos al recipiente con 600 gramos de crema de queso 80 gramos de chocolate, al recipiente con 500 gramos de crema de queso añadiremos 120 gramos de chocolate y al recipiente con 250 gramos de crema de queso añadiremos los 120 gramos de chocolate restantes, mezclamos con las varillas hasta integrar así conseguiremos diferentes tonos de color.

8.- Vertemos en el molde toda la crema de queso de color blanca, seguido vertemos con un cacillo o una jarita justo en el centro de la crema blanca la crema con chocolate de color más claro hazlo vertiendo siempre en el mismo punto y en forma de hilo para que no caiga de golpe.

9.- Una vez que has puesto la crema de chocolate de color más claro haz lo mismo con la crema de chocolate de color un poco más oscuro, viértela justo en el centro y en forma de hilo para que no caiga de golpe, después vierte la crema más oscura también justo en el centro, deja la tarta en la nevera durante un mínimo de 4 horas o mejor de un día para el otro.

10.- Una vez cuajada la tarta desmóldala y ponla en la bandeja de servir y a disfrutar.

¡Probarlo, os va a encantar!