Tarta de queso sin horno

Cómo hacer tarta de queso sin horno fácil y rápida. Un postre delicioso y sencillo de elaborar.
Ingredientes
  • 1/2 litro de leche
  • 1/2 litro de nata 
  • 250 gr. de azúcar blanco 
  • 300 gr. de queso fresco 
  • 4 sobres de cuajada
  • 100 ml. de leche para mezclar con la cuajada 
  • 200 gr. de galletas maría o tostada 
  • 80 gr. de mantequilla 
  • 200 gr. de mermelada de frambuesa 
  • 100 ml. de agua
  • 1 sobre de gelatina neutra
Elaboración
Lo primero que tenemos que hacer es la base. Por lo que trituramos las galletas y las mezclaremos con la mantequilla derretida. Para hacer la base, cogemos un molde y le ponemos debajo papel de horno.

Extendemos y compactamos bien la mezcla de la galleta con la mantequilla derretida. Mientras hacemos el siguiente paso, metemos la base en la nevera.

Ahora vamos a hacer la tarta. Para ello introducimos en un cazo el medio litro de leche, la nata y el azúcar. Removemos a fuego medio hasta que se derrita el azúcar.

Cuando esté listo, echamos el queso fresco y seguimos removiendo hasta que se deshaga por completo. Mezclamos en un vaso los 100 ml. de leche que teníamos aparte con la cuajada y cuando esté el queso fresco bien mezclado en el cazo, echamos la leche con la cuajada.

Removemos unos instantes y retiramos del fuego. Vertemos con cuidado dentro del molde y dejamos reposar hasta que se enfría. Guardamos en la nevera 6 horas.

Si queremos hacerle una cobertura, mezclamos la gelatina con el agua y vertemos en un cazo con la mermelada que más nos guste. Nosotros usamos frambuesa.

La ponemos a fuego lento para mezclar bien todos los ingredientes y cuando esté listo, vertemos sobre la tarta de queso reposada. Y ya estaría lista la tarta de queso para disfrutar.