Tarta de queso japonesa

Tarta de queso japonesa
Es ta tarta de queso mas esponjosa que he probado nunca, una delicia
Ingredientes

INGREDIENTES.





350 Gr. De queso
crema.(Light)



55 Gr. De mantequilla.



100 Ml. De leche.(Desnatada)



60 Gr. De harina.



20 Gr. De Maizena.



6 Huevos L.



El zumo de 1/2 limón.



La ralladura de un limón.



3 Cucharadas de azúcar
invertida.(Ver aquí).



100 Gr. De azúcar, o su
equivalente en edulcorante.



Una pizca de sal.



Si no usamos el azúcar
invertido, pondremos 150 gr. de azúcar normal





PREPARACIÓN.





Lo primero que haremos es
poner a fuego suave la leche, la mantequilla, el queso crema, el azúcar
invertido y parte del azúcar normal.



Removemos hasta que se
unifique todo, retiramos el fuego y dejamos enfriar.



Mientras tanto, montamos las
claras a punto de nieve fuerte con el resto del azúcar.



Cuando estén fríos, la
leche, la mantequilla, el queso crema, el azúcar invertido y el azúcar normal
incorporamos una a una las yemas de huevo.



Una vez estén bien
integradas pondremos la harina, la maicena y la sal tamizadas, el zumo de limón
y la ralladura del mismo.



Cuando que este todo unido
meteremos las claras, siempre poco a poco y con movimientos envolventes para
que no se bajen.



Ahora vamos con lo mas
importante de la receta para que nos salga súper esponjoso, muy alto y que no
se nos baje después de sacarla del horno



Vamos con ello.



Lo primero es tener el horno
precalentado a 150 grados con aire o 160 sin el.



Ahora pondremos el molde que
vayamos a usar al baño Maria con el agua caliente.



Encamisamos el molde con
mantequilla y harina o con un spray antiadherente.



Echamos la masa en el molde
y metemos en el horno durante al menos 40 minutos, el mío tardo 50 minutos en
hacerse, pero eso depende del molde que utilicéis y que cada horno es un mundo.



Pincharlo y comprobar que
este bien cuajado.



Cuando ya este hecho
apagamos el horno, entreabrimos la puerta un poco y dejamos dentro del horno
hasta que se enfríe del todo.



Yo lo prepare por la tarde
noche y lo deje en el horno hasta el día siguiente.



Ya solo
nos queda desmoldarlo, decorarlo como más nos guste y disfrutar de este
delicioso pastel de queso