Tarta de queso con naranja y brownie

Una tarta para cuando no sabes qué elegir. Combinando los dos vicios: tarta de queso y brownie. Así ninguno de los dos se peleará por ser el protagonista. Os aseguro que esta tarta la guardaréis para siempre en el baúl de los postres. Ocupará uno de los principales puestos en vuestro recetario de postres irresistibles.
Ingredientes

Para el brownie:

  • 150 gr. de chocolate negro de cobertura 
  • 100 gr. de azúcar moreno 
  • 100 gr. de mantequilla
  • 70 gr. de harina de trigo 
  • 3 huevos L 
  • una pizca de sal  

Para la tarta de queso con naranja:

  • 300 gr. de queso crema 
  • 100 ml. de nata para montar 
  • 100 ml. de zumo de naranja 
  • la ralladura de una naranja 
  • 2 huevos L 
  • 50 gr. de azúcar blanco 
  • 1 yogur griego 
  • 2 cucharadas colmadas de mermelada de naranja 
  • 20 gr. de fécula de maíz 
  • una pizca de sal 

Para pintar y decorar la tarta: 

  • 1 cucharada colmada de mermelada de naranja 
  • 1 cucharadita de zumo de limón 
  • 1 cucharadita de agua 
  • frutas escarchadas
  • frutas rojas
  • menta
Elaboración
En un bol ponemos el queso, el yogur, el azúcar, la sal y la nata. Batimos bien hasta que esté todo bien mezclado. Agregamos el zumo de naranja, la ralladura y seguimos batiendo. Añadimos los huevos uno a uno y seguimos batiendo (no añadir el otro hasta que el primero no esté bien integrado).

Incorporamos la mermelada de naranja, la fécula de maíz y seguimos batiendo. Batimos hasta que no queden grumos. Reservamos. En un bol ponemos la mantequilla junto con el chocolate y lo llevamos al microondas para derretirlo. Removemos para mezclarlo bien y lo dejamos templar.

Precalentamos el horno a 180º con calor arriba y abajo. En otro bol batimos los huevos con el azúcar hasta conseguir una masa color café con leche y que haya doblado su volumen. Nuestra mezcla de chocolate y mantequilla ya estará lista para su uso.

Ligamos bien con ayuda de una espátula y la añadimos a la mezcla anterior. Batimos para integrar. Agregamos la harina previamente tamizada y lo integramos a la mezcla con ayuda de una espátula y realizando movimientos envolventes para evitar que baje la masa.

Acabamos con un golpe de batido a velocidad lenta para deshacer los posibles grumos. Aceitamos un molde de 20 o 22 cm y forramos el fondo con papel para hornear. Ponemos la masa chocolateada en el molde y seguidamente, con mucho cuidado, agregamos la crema de queso.

Horneamos unos 40 minutos. Si comprobamos que no está cuajado, dejaremos un poco más. Dejamos atemperar dentro del horno con la puerta entreabierta. Cuando esté templado, dejamos reposar encima de una rejilla hasta enfriar. Ponemos a calentar la mermelada, el agua y el zumo de limón al microondas.

Cuando hierva removemos bien y dejamos entibiar. Desmoldamos, pintamos con nuestra cobertura y decoramos a placer. ¡Buen provecho!