Tarta tiramisú en flotatina

Tarta tiramisú en flotatina
Podemos versionar los postres más tradicionales de muchas maneras, innovándolos. Eso hemos hecho con este tiramisú, que preparado en flotatina queda de lo más refrescante. Un bizcocho de café flota en una crema de mascarpone y a su vez todo flota en una capa de delicioso chocolate al Amaretto
Ingredientes
Ingredientes para el bizcocho de café:

dos huevos
100 gr de azúcar
170 gr de harina con levadura incorporada (bizcochona)
70 gr de aceite
dos cucharadas de café soluble
150 ml de leche

Ingredientes para la panacota de mascarpone:

150 gr de mascarpone
100 gr de azúcar.
200 ml de nata
8 hojas de gelatina

Para la capa de chocolate necesitamos:

80 gr de cacao en polvo sin azúcar añadido
150 gr de queso en crema
80 ml de agua
20 ml de amaretto
100 gr de azúcar
100 ml de leche
10 hojas de gelatina

Elaboración
Preparamos el bizcocho:

Ponemos en un recipiente los dos huevos con el azúcar y batimos hasta blanquear.

Disolvemos el café soluble en la leche tibia, agregamos a la mezcla y batimos.

Añadimos el aceite, batimos y por último agregamos la harina bizcochona tamizada

Engrasamos un molde, yo usé uno de corona de silicona, y vertemos la mezcla.

Yo no la puse toda para que no saliese muy grande y asegurarme que flotase. Usé las 3/4 partes, y con el resto hice 4 pequeñas magdalenas para no desperdiciar la masa.

Hornear a 180º unos 15 minutos, desmoldar con cuidado y dejar enfriar sobre una rejilla.
Mientras enfría, vamos preparando la mezcla para la Panacota de Mascarpone. Calentamos la nata y el mascarpone junto con el azúcar sin que llegue a hervir.

Hidratamos las hojas de gelatina en agua fría y una vez hidratadas, las vertemos en la mezcla y movemos bien para que se deshagan e integren.

Dejamos templar un poco la mezcla , colocamos de nuevo el bizcocho en el molde en su posición de horneado y vertemos la panacota.

Como veréis flota, tal y como está lo introducimos en el frigo para que cuaje.
Una vez cuajado, unas dos horas después, procedemos a preparar la capa exterior de Chocolate con un toque de Amaretto.

Ponemos a hidratar la gelatina en agua fría.

Mezclamos la leche con el agua, el amaretto y el azúcar y lo ponemos a calentar.

Una vez caliente disolvemos ahí la gelatina.

Mezclamos el queso con el cacao y batimos hasta que se mezcle y agregamos la mezcla anterior batiendo bien para que se mezcle y se integre la gelatina por toda la mezcla.

Dejamos que temple todo ( especial cuidado en no echarlo caliente pues se puede deshacer la capa de mascarpone).

Separamos y despegamos bien lo del molde, teniendo también especial cuidado en comprobar que se despega del fondo. Con un molde de silicona es bastante fácil.

Con la ayuda de una espátula vamos separando y vertiendo la mezcla, sin dejar de separar para que cuele.

Enseguida veréis que flota . Así tal cual volvemos a introducirlo en el frigo hasta que cuaje ya por fin la última capa.

Dejamos que cuaje muy bien todo al menos unas 4 horas antes de desmoldar.

Aquí tenéis el resultado.