Tarta Tres Chocolates

Posiblemente una de las mejores tartas que probarás. La tarta de tres chocolates es una de las tartas más conocidas por estos lares. Podrás pensar que es súper pesada pero nada más lejos. Está deliciosa. Los tres chocolates se complementan a la perfección y el dulzor de unos contrasta con el amargor del otro. Muy fácil de hacer y al llevar gelatina, que va a ayudarnos a que coja firmeza, nos evitamos encender el horno. Mira qué bonita y vistosa queda. Disfrútala preparándola pero mucho más, degustándola. Encuentra otras tartas también vistosas y deliciosas en mi página web.
Ingredientes
  • 180 grs de galletas María de chocolate. Puedes utilizar galletas normales y agregar 1/2 cucharadita de cacao puro. 
  • 120 grs de mantequilla
  • 1 cucharada de azúcar moreno
  • 150 grs de chocolate negro
  • 150 grs de chocolate con leche
  • 150 grs de chocolate blanco
  • 600 ml de nata para montar
  • 3 cucharaditas de gelatina en polvo
  • 3 cucharadas de agua
Elaboración
· Empezamos triturando las galletas. Podemos hacerlo con el método desestresante (mételas en una bolsa y pégales golpetazos con un rodillo) o tritúralas en la batidora. Cualquier método u otro que sepas es bueno siempre que las galletas queden hechas polvo. Y cuanto más fino mejor.

· Calentamos la mantequilla al microondas hasta fundirla completamente. La agregamos al polvo de galleta que habremos traspasado a un bol y que habremos endulzado con el azúcar y mezclaremos bien hasta que al presionar la galleta, nos quede una masa compacta.

· La vertemos en un molde que habremos engrasado previamente y forrado con acetato y procuraremos que nos quede la base del molde bien cubierta. Yo le saqué un par de cucharadas colmadas. Para un molde de 18 cms esta cantidad es genial pero para uno de 15 cms me parece excesiva. Prepara unos ricos cake pops con ella. Qué nos desviamos!

· Una vez la base este bien compacta la reservamos en en frigorífico.

· Preparamos la primera capa. Para ello separamos la nata en tres partes (para mayor comodidad, usa 3 bricks de nata de 200 ml), ponemos el chocolate negro en un vaso apto para el microondas e hidratamos una cucharadita de gelatina en una cucharada de agua fría.

· Le agregamos 3 cucharadas de nata de los primeros 200 ml y calentamos en el micro hasta deshacer. Guardamos de nuevo la nata en la nevera.

· Calentamos unos segundos la gelatina que ya tendremos completamente hidratada, en el microondas hasta volverla completamente líquida y la vertemos en el chocolate que tenemos aguardando. Removemos bien y reservamos.

· Montamos la nata sobrante hasta que empiecen a definirse los picos y agregando un poco al chocolate para igualar densidades, las unimos hasta conseguir una masa homogénea y de un solo color. Vamos a hacerlo con movimientos envolventes para mantener el aire de la nata. Así nos quedará una mousse ligera y muy esponjosa. No tengáis prisa. Poco a poco es como mejor queda.

· Sacamos el molde de la nevera y vertemos la mezcla de chocolate negro sobre la base de galleta.

· Rellenamos y alisamos lo mejor que podamos y de vuelta a la nevera.

· Preparamos la segunda capa. Hidratamos la gelatina en agua fría, traspasamos el chocolate con leche a un vaso, agregamos tres cucharadas de nata, deshacemos el chocolate, calentamos la gelatina, mezclamos con el chocolate y montamos la nata restante.

· Igualamos densidades, mezclamos bien, vertemos en el molde y alisamos.

· Y para la tercera capa. Exactamente igual que las dos anteriores pero con chocolate blanco.

· Protegemos con papel film y dejamos reposando en la nevera un mínimo de 4 horas. Mejor toda la noche.

· A la mañana siguiente desmoldamos, retiramos el acetato y decoramos a placer. Disfrútala un montón.