Tarta de San Valentín (fácil y sin horno)

Te enseño cómo preparar esta deliciosa tarta de queso sin horno ideal para San Valentín. Las tartas sin horno siempre son muy fáciles de preparar y quedan riquísimas. Animaros a preparar esta receta porque es muy fácil y rápida. En casa no dura ni un día porque es todo un éxito asegurado y además, podemos prepararla en cualquier momento, no sólo para San Valentín, y la podemos hacer al gusto con los ingredientes básicos y cambiar las fresas por Kitkat, Oreo o lo que más os guste. Aquí os dejo el vídeo de cómo la preparé paso a paso para que te resulte más fácil.
Ingredientes
  • 150 gr.de galletas 
  • 300 gr. de queso de untar tipo Philadelphia
  • 150 gr. de azúcar 
  • 200 ml. de nata para montar 
  • 100 ml. de leche 
  • 6 láminas de gelatina neutra 
  • 80 gr. de mantequilla 
  • 300 gr. de fresas 

Decoración:

  • fresas
  • chocolate blanco de postres
  • colorante rojo
Elaboración
1.- Empezaremos forrando el molde con papel de horno untando un poco de mantequilla para que se nos pegue el papel, tanto la base como los bordes del molde (este paso es opcional, pero nos quedará una tarta perfecta al desmoldarla luego).

2.- Trituramos las galletas junto con 80 gramos de mantequilla derretida.

3.- Añadimos la mezcla al molde que será nuestra base de la tarta aplastando bien las galletas con la ayuda de un vaso y con una cuchara los bordes para que nos quede uniforme la base y reservaremos en el frigorífico.

4.- De mientras ponemos a hidratar las láminas de gelatina neutra en un plato con agua fría.

5.- Lavamos y cortamos las fresas en pequeños trozos.

6.- Por otro lado montamos la nata y reservamos en el frigorífico.

7.- Calentamos la leche en el microondas sin que llegue a hervir, le añadimos la gelatina a la leche y la diluimos muy bien.

8.- Batimos los 300 gramos de queso con el azúcar y le añadimos la leche con la gelatina, batimos un poco para que se mezcle bien.

9.- Incorporamos la nata y mezclamos con suaves movimientos envolventes.

10.- Por último le añadimos las fresas en trocitos y mezclamos.

11.- Vertemos la mezcla en el molde que tenemos en el frigorífico reservado y refrigeramos un mínimo de 10 horas aunque 8 pueden ser suficientes, de un día para otro toda una noche es ideal.

12.- Una vez pasadas esas horas la tendremos lista para decorarla como más os guste, yo utilicé chocolate blanco de postres que fundí al baño maría con unas gotas de colorante rojo y luego hice zig zag encima de la tarta y mitades de fresas todo el alrededor.

Ahora solo nos quedará disfrutar de esta deliciosa tarta de queso, espero la disfrutéis y os guste. Si te gustó, ¡dale me gusta y comparte!


Te invito si te gusta la cocina que me sigas en Youtube ,ahí verás todas mis recetas, ¡cada semana recetas nuevas! Es gratis, te lo agradezco muchísimo. Con este simple gesto contribuirás a seguir creciendo y subir muchísimas más recetas, muchísimas gracias cocinillas de aquí y de allí y a todos mis seguidores. ¡Hasta la próxima receta!