Terrina helada de turrón con frambuesas

Terrina helada de turrón con frambuesas
Aquí tienes, un postre por supuesto dulce, con una textura cremosa, crocanti a la vez y con el contraste un poco ácido de la frambuesa. Todo un lujo.
Ingredientes

INGREDIENTES:

400 gr de frambuesas 

50 gr de azúcar glass 

300 gr de turrón duro El Almendro

 450 ml de nata para postres 

25 gr de almedras 

25 gr de pistachos 

Decoración: 

Pistachos 

PREPARACIÓN:

Preparamos un molde de plum-cake, colocando papel film detro de el, dejando que sobresalga el plástico. El fin es, poder sacarlo luego fácilmente. Si es necesario untamos un poco el molde con aceite para que pege mas el film. 

Trituramos las frambuesas junto con el azúcar glass. Lo tamizamos con el colador y la ayuda de una cuchara. 

Colocamos ésta mezcla en el fondo del molde y lo introducimos en el congelador 

durante una hora, mientras seguimos con la preparación. 

Troceamos el turrón en una cacerola junto con 200 ml de nata y lo derretimos a fuego suave, revolviendo constantemente con la ayuda de una cuchara de madera. 

Tiene que estar completamente derretido, quedando una mezcla cremosa y pegajosa. Ahora, retiramos del fuego y dejamos que enfríe un poco a temperatura ambiente, sin que llegue a endurecerse. Batimos mientras la nata restante hasta que llegue a montarse y la agregamos suavemente a la mezcla anterior (ya fría, a temperatura ambiente). Añadimos los frutos secos y mezclamos levemente. Despues de estar las frambuesas una hora en el congelador, vertemos ésta mezcla sobre ella, cubrimos con papel film y congelamos durante toda una noche. 

Puede estar congelado hasta un mes, así que lo tenemos muy fácil para preparar éste postre con antelación. 

Cuando vayamos a consumirlo, lo sacamos 15 minutos antes, lo desmoldamos y decoramos con pistachos por encima.