Tocino de cielo en olla rápida

Tocino de cielo en olla rápida
Un postre para los domingos. Está muy bueno pero hay que llevar cuidado porque lleva bastante azúcar, aunque bueno, un día es un día, y todos tenemos derecho a darnos un capricho puntual.
Ingredientes

Para el tocino de cielo: 

  • 6 yemas 
  • 1 huevo entero 
  • 250 gr. de azúcar 
  • 200 ml. de agua 

Para el caramelo: 

  • 125 gr. de azúcar 
  • 4 cucharadas de agua 
  • 1 cucharada de limón
Elaboración
Empezamos con el caramelo, ponemos en una olla pequeña o en un cazo todos los ingredientes, el azúcar, el agua y la cucharada de limón. Calentamos a fuego medio y cuando veamos que ya ha cogido su color marrón característico, lo apartamos y lo removemos.

Lo echamos en el molde que vayamos a utilizar (yo voy a usar una flanera con tapadera para que no entre agua al postre). Hay que tener mucho cuidado de no quemarse porque las quemaduras del caramelo son bastante fastidiosas y dolorosas. Así que sino estamos muy seguros de hacerlo, echar caramelo líquido del que venden.

Bueno ya hemos echado el caramelo en el molde y ahora vamos con el almíbar para hacer el tocino de cielo. Echamos en una olla el azúcar y el agua y lo ponemos a fuego fuerte un poquito. Cuando hierva lo bajamos a medio bajo porque sino en lugar de hacerse el almíbar se haría el caramelo y eso no lo queremos.

Tenemos que ir removiendo para que no se nos pegue. Estará listo cuando echemos un poquito en la yema del dedo índice y al juntarlo con el pulgar se pegue y salga como una hebra. Lo dejamos reposar mientras batimos las yemas.

Ahora vamos a batir las 6 yemas con el huevo entero y cuando estén batidas les vamos añadiendo poco a poco el almíbar. Poco a poco como digo, o sea un hilito, porque sino como está caliente nos va a cuajar los huevos y eso no nos interesa.

Seguimos añadiendo el almíbar y vamos batiendo con unas varillas para que no se cuaje. Una vez que lo hemos incorporado todo lo vertemos en el molde donde tenemos el caramelo líquido. Lo tapamos y en una olla rápida o una olla express ponemos unos 3 dedos de agua, metemos el molde y la cerramos.

Cuando veamos que sube la pirula de la olla lo vamos a dejar unos 15 minutos. Apagamos y dejamos reposar. Sacamos de la olla con cuidado de no quemarnos y dejamos enfriar para poder desmoldar. Mejor si lo dejamos en el frigorífico unas horas para que coja consistencia.

Desmoldar y comer.