Torrijas

Torrijas
Durante varios años he ido haciendo recetas diferentes de este manjar para poder dar con la que más me gustaba, y al final lo que he decidido es hacer
Ingredientes

Ingredientes:

- 1 barra de pan del día anterior
- 1 litro de leche
- 1 rama de canela
- La piel de 1/2 limón
- 2 vasos de harina de trigo
- 2 huevos
- Aceite (para freírlas)
- Azúcar y canela (para rebozarlas)
- 75 gr de chocolate blanco (opcional)
- 75 gr de chocolate negro (opcional)
- Virutas de chocolate blanco (opcional)

Elaboración:

Comenzamos calentando a fuego medio el litro de leche junto con la rama
de canela y la 1/2 piel de limón durante 5 minutos, retiramos del fuego
cuando este a punto de ebullición. La pasamos a un cuenco y dejamos que
se temple, hasta casi estar fría.

Mientras cortamos el pan en rodajas oblicuas de unos 2 cm y lo colocamos en una fuente o plato.

Preparamos un plato con la harina, otro con los 2 huevos batidos y otro con azúcar y un poquito de canela (al gusto)

Una vez que la leche este infusionada y fría, con un cazo viértela
encima del pan y deja que se empapen bien durante unos minutos.

Pon a calentar el aceite a fuego medio.

Coge una rodaja del pan y escúrrela un poco. Pásala por la harina y el
huevo y fríela, 1 minuto por cada lado, hasta que este doradita.
Rétirala a un plato con papel absorvente. Deja que se temple durante
unos minutos y rebózala en la mezcla de azúcar y canela. Repite esta
operación con el resto de rebanadas de pan.


Mientras se enfrían sobre el papel absorvente preparamos la decoración
con chocolate. Primero metemos el chocolate blanco en el microondas
partido en trocitos durante 40 segundos, lo sacamos y removemos y
volemos a introducirlo durante 10 segundos más, estos intervalos los
repetimos hasta que este completamente fundido. Con una cucharilla
hacemos líneas de chocolate blanco encima de la torrija. Repetimos este
paso con el chocolate negro.


Otra forma de decoración es bañar la mitad de la torrija en chocolate
negro y añadir unas virutas de chocolate blanco por encima.


Dejamos que se enfríen por completo y ya estarán listas para comer. Para mí, incluso están mas buenas de un día para otro.