Torrijas de leche típicas de Semana Santa (muy cremosas y fáciles de hacer)

Aunque las torrijas de leche son un postre típico de Semana Santa, también se suelen preparar en algunos lugares por carnavales. La verdad es que se pueden preparar en cualquier época del año ya que es una receta muy fácil y económica. Vamos a ver los ingredientes y el modo de preparar.
Ingredientes
  • 10-12 rebanadas de pan 
  • 400 ml. leche 
  • zumo de una naranja (opcional) 
  • 6 cucharadas de azúcar 
  • piel de limón 
  • 3 huevos 
  • pizca de sal 
  • aceite para freír 
  • azúcar y canela en polvo para rebozar al final
Elaboración
Primero se pone la leche en un cazo. Sobre el zumo de naranja se añade 2 cucharaditas de azúcar y se remueve muy bien para que se disuelva. El resto de azúcar se añade sobre la leche, también se le añade la esencia de vainilla y la piel de un limón.

Se lleva el cazo con la leche al fuego y se deja que llegue al punto de hervir. Luego se apaga el fuego y se pasa la leche en un cuenco quitando la piel de limón. Ahora se le echa a la leche el zumo de naranja. Este paso es opcional, si no os gusta con zumo de naranja no lo pongáis.

Se baten bien los huevos con la pizca de sal. Luego se pone abundante aceite en una sartén y se deja a calentar bien. Mientras, se van a pasar las rebanadas de pan por la leche bien caliente, se dejan que se empapen bien y luego se pasan por el huevo batido y al final se ponen el la sartén.

Se van a freír las torrijas a fuego medio alto unos 30-40 segundos por cada lado. Luego se sacan en un plato. Si os gustan las torrijas bien jugosas las tenéis que dejar más tiempo en la leche, el tiempo puede variar dependiendo del tipo de pan y la textura de la miga.

Podéis presionar con el dedo sobre la miga y si veis que la leche sale a la superficie con facilidad significa que están bien empapadas. Cuando aún están calientes se pasan por el azúcar mezclado con la canela. Se pueden colocar en un recipiente y taparlas con papel albar, así van a soltar más almíbar y de un día para otro resultan más ricas todavía.

Espero que os gusten estas deliciosas torrijas de leche y que las preparéis, como habéis visto son muy fáciles de hacer. ¡Hasta la próxima!