Torrijas al vino Moscatel de Málaga

Torrijas al vino Moscatel de Málaga
Una rica forma de reciclar el pan duro, es hacer torrijas. Postre típico de la Cuaresma cristiana, ideal para desayunar, postre o una rica merienda. Si a eso le añadimos el rico vino Moscatel de Málaga, le damos un plus de sabor y categoría. Prueba estas ricas y fáciles torrijas y las repetirás más veces, aunque no sea Cuaresma.
Ingredientes
1/2 litro de leche

Medio vasito de vino Moscatel de Málaga.

2 huevos

Cáscara de limón, 1 palo de canela y 4 cucharadas soperas de azúcar (para la leche)

Azúcar y canela molida para rebozar

Aceite de oliva suave para freír


Elaboración
Con el pan sobrante del día anterior, cortar rodajas similares y reservar.
Hervir la leche con la cáscara de limón, el palo de canela, el vino Moscatel de Málaga y 4 cucharadas de azúcar. Reservar y cuando esté fría, colar todo en una fuente onda.

En un plato, batir 2 huevos como para tortilla. Reservar.

Poner en una sartén, aceite de oliva suave para freír y calentar.

Coger una rebanada de pan, mojar en la leche por ambas caras, rebozar por huevo y freír hasta dorar la rebanada por ambos lados.

Sacar y dejar sobre papel absorbente para quitar exceso de aceite.
En un plato hondo, mezclar azúcar blanco y canela molida. Con la ayuda de un tenedor, remover todo bien.

Cuando las torrijas hayan perdido algo de calor, rebozar por esta mezcla y disponer sobre una fuente, hasta completar todas las torrijas.

Ya están listas para comer cuando se desee.