Torteles, rollos de cabello de ángel

Torteles, rollos de cabello de ángel
Los rollos rellenos de cabello de ángel y recubiertos con azúcar caramelizado, son una delicia de texturas que no te dejará indiferente si los pruebas, sobre todo si te encanta el cabello de ángel. Si hay algo que nos trae recuerdos de la niñez es la bollería casera de las panaderías que quedan de toda la vida, y estos rollos de cabello es uno de ellos. Estos rollos se pueden hacer también con hojaldre y rellenos de otros ingredientes, son bastante sencillos de hacer, lo más complicado es que la masa se pega un poco, pero untando las manos con aceite se trabaja bien.
Ingredientes
Para la masa:
250g. harina de fuerza.
65g. de leche.
60g. de azúcar.
35g. de mantequilla.
15g. de levadura fresca.
1 huevo.
1 pizca de sal.

Para el relleno:
1 bote de cabello de ángel.
Elaboración
Calienta un poquito la leche y deshaz en ella la levadura.
Pon en un bol la harina y añade el azúcar, mezcla bien.
Añade el huevo, la leche con levadura y la pizca de sal, remueve.
Añade la mantequilla casi derretida, mezcla bien.
Pasa la masa a la encimera espolvoreada de harina y amasa hasta conseguir una masa fina y compacta.
Haz una bola y deja que fermente cubierta con un trapo fino hasta que doble su volumen.
Echa un chorrito de aceite en la encimera o mesa donde vayas a trabajar y pon la bola de masa encima.
Parte en trozos de unos 60 o 65g. y estira cada uno con el rodillo haciendo unas tiras.
Pon en el centro una tira de cabello de ángel sin llegar a los extremos.
Dobla primero de un lado hacia el centro y luego del otro lado, estira un poco la tira de masa antes de unir los extremos y deja que reposen mientras formas todas las demás.
Cuando ya tengas todas las tiras, une los dos extremos formando un círculo.
Ves poniendo los rollos de cabello en una bandeja encima de papel de horno.
Pinta con huevo batido los rollos y echa por encima un buen puñado de azúcar.
Deja que reposen una media hora o hasta que veas que han aumentado de volumen.
Pasado el reposo, pon la bandeja en el horno precalentado a 180 o 200ºcon calor arriba y abajo.
Cuece durante unos 15 minutos o hasta que veas que están dorados.
Es una receta casera riquisima, genial para merendar o desayunar de categoría!!