Tronco navideño fácil y delicioso

No debe faltar en nuestra mesa en estos días tan especiales. Se puede tener hecho desde el día anterior o incluso con 2 días de antelación, eso nos da tiempo extra para hacer otras cosas y sobre todo es que está tan rico y jugoso que con el contraste de la corteza crujiente es una auténtica delicia. Es una receta fácil aunque un poquito entretenida, pero el triunfo está asegurado.
Ingredientes

Ingredientes del bizcocho:

  • 5 huevos de tamaño grande (cada uno pesa 75 gr. aproximadamente con cáscara incluida) 
  • 75 gr. (1/2 taza) harina de trigo común o de todo uso (harina de trigo 0000) 
  • 75 gr. (1/3 taza) azúcar 
  • 1 pizca de sal 
  • 1 cucharada de miel de abeja 
  • bandeja para hornear de 42 cm x 28 cm x 3 cm de alta 
  • papel de hornear 
  • mantequilla para untar el fondo de la bandeja 

Ingredientes de la crema pastelera:

  • 3 yemas de huevo de tamaño grande (cada uno pesaba con cáscara incluida 75 gr. aproximadamente) 
  • 1 huevo de tamaño grande (pesa 75 gr. aproximadamente con cáscara incluida) 
  • 500 ml. (2 tazas) leche entera 
  • 75 gr. (1/3 taza) azúcar 
  • 120 gr. (1/3 taza) caramelo liquido 
  • 20 gr. (2 cucharadas) harina de trigo común o de todo uso (harina de trigo 0000) 
  • 25 gr. (21/2 cucharadas) Maizena o almidón de maíz 
  • 1/2 cucharada de extracto o esencia de vainilla

Ingredientes de la corteza:

  • 200 gr. chocolate especial postres 
  • 1 hoja de papel de hornear 

Ingredientes de la trufa:

  • 350 ml. (1 1/3 tazas) nata para montar o crema de leche para batir 
  • 50 gr. (5 cucharadas) azúcar glas 
  • 10 gr. (2 cucharadas) cacao puro en polvo
Elaboración
Preparación del bizcocho:
1.- Preparamos el molde untando la base ligeramente con mantequilla y después colocamos un trozo de papel de hornear cubriendo solo la base del molde y lo reservamos. Batimos los huevos con la pizca de sal y con varillas eléctricas hasta que comiencen a formar espuma, seguido añadimos el azúcar y la miel y seguimos batiendo hasta que estén muy espumosos o durante unos 7 a 10 minutos.

2.- Tamizamos en un par de veces la harina directamente sobre el batido anterior y mezclamos hasta integrar con movimientos envolventes, una vez toda la harina bien integrada vertemos la masa en el molde, alisamos para dejarla pareja y golpeamos el molde un par de veces sobre la mesa para que las burbujas más grandes suban a la superficie.

3.- Horneamos con el horno precalentado a 190ºC (374ºF) con calor arriba y abajo durante unos 8 a 10 minutos, pincharemos con un palillo para comprobar que este cocido y enseguida se retira del horno, una vez que hemos retirado la bandeja del horno pasamos un cuchillo por los laterales para poder despegarlo fácilmente.

4.- Rápidamente colocamos una bandeja sobre el molde y damos la vuelta, quitamos el papel de la base del bizcocho y lo volvemos a dejar colocado por encima, volteamos el bizcocho con el papel que le hemos dejado puesto encima con un movimiento rápido y con decisión para que quede hacia arriba y lo cubrimos con el mismo molde donde lo hemos horneado así lo reservamos hasta que este frio por completo.


Preparación de la crema pastelera:
5.- En una olla ponemos las yemas y el huevo, añadimos el azúcar, la Maicena o almidón de maíz, la harina de trigo y la mitad de la leche aproximadamente, mezclamos bien hasta que no queden grumos, seguido añadimos el resto de la leche y el caramelo líquido, mezclamos hasta que esté todo integrado y llevamos la olla al fuego a temperatura media y sin dejar de remover esperamos a que hierva.

6.- Cuando comience a hervir cocinamos un minuto más y seguido vertemos la esencia de vainilla, mezclamos y apagamos el fuego, vertemos la crema en un recipiente aparte y lo cubrimos con papel film y dejamos enfriar a temperatura ambiente y después lo pasamos a la nevera hasta que lo vayamos a usar.


Rellenamos el tronco:
7.- Una vez frio el bizcocho colocamos encima un trozo de papel de horno y seguido lo volteamos para rellenarlo por la cara de abajo, batimos un poco la crema de caramelo fría para que quede más cremosa, extendemos la crema sobre el bizcocho dejando una capa no demasiado gruesa y pareja, enrollamos el bizcocho ayudándonos del papel de hornear que ha quedado en la base presionando ligeramente para que quede con buena forma.

8.- Una vez que esta enrollado lo dejamos envuelto en el papel de horno y lo dejamos reposar en la nevera durante unas 3 a 4 horas o de un día para el otro.


Preparación la corteza de chocolate:
9.- Derretimos el chocolate troceado en el microondas o a baño maría, una vez que esta derretido extendemos sobre la mesa el papel de hornear y vertemos el chocolate encima, con una espátula lo extendemos dejando un margen de un par de centímetros todo alrededor sin cubrir.

10.- Una vez extendido el chocolate cogemos de las esquinas el papel y lo agitamos para que el chocolate quede parejo por todas partes, lo repetimos con las otras esquinas y una vez hecho esto lo enrollamos, colocamos el rollo en una bandeja y lo dejamos en la nevera durante unas 3 a 4 horas o mejor de un día para el otro.


Preparación de la trufa:
11.- Batimos la nata muy fría con varillas eléctricas hasta que tenga un poco de consistencia, seguidamente añadimos el azúcar glas y el cacao en polvo, batimos hasta que sea una crema espesa y se formen surcos profundos en la superficie.


Montaje:
12.- Cuando ha pasado el tiempo de reposo del tronco en la nevera le cortamos un poquito los extremos y seguido le cortamos en diagonal un trozo para que haga la forma de rama, colocamos el trozo más grande sobre la bandeja de servir y le colocamos encima el trozo pequeño con el corte diagonal sobre el tronco y nos ayudándonos de unos palillos para que quede bien fijado si hace falta.

13.- Seguido cubrimos todo el tronco y la rama con la trufa dejando una capa gruesa y lisa, procurando no cubrir las partes de los cortes para que se vea bien el corte que simula el interior de un tronco.

14.- Desenrollamos el papel con el chocolate sobre una bandeja para que vayan cayendo los trozos sobre ella, tirando del papel hacia atrás, hasta que se haya despegado todo el chocolate, colocamos los trozos de chocolate con la parte curvada hacia arriba simulando la corteza del árbol de manera que quede cubierto y solo hay que presionar ligeramente sobre la trufa para que quede bien adherido.

15.- Una vez cubierto el tronco con la corteza de chocolate lo decoramos por encima con azúcar glas rociándola con un colador así parecerá que esta nevado, también podemos hacer unas hojas y unas bolitas rojas con fondant para hacer una especia de acebo y darle un toque más Navideño.

Para cortarlo en raciones solo hay que ir retirando el chocolate de encima y cortarlo cómodamente repartiendo después en cada plato la parte de chocolate que corresponda y listo para disfrutar.

¡Probadlo, os va a encantar!