Sopa de verduras con albóndigas

Esta sopa de verduras y albóndigas es un plato tradicional rumano que se suele preparar durante todo el año, pero sobre todo en invierno. Es un plato de cuchara muy nutritivo y además es un caldo delicioso, rico en vitaminas, minerales y proteínas de buena calidad. Esta sopa de verduras y albóndigas es muy fácil de hacer, se prepara en menos de una hora y con ingredientes al alcance de cualquier bolsillo. Vamos a ver la receta paso a paso.
Ingredientes

Para el caldo:

  • 1,5-2 litros de agua 
  • 2 zanahorias 
  • medio pimiento verde 
  • una cebolla mediana 
  • 3 cucharadas de aceite de oliva o similar 
  • media cucharadita de sal

Para las albóndigas:

  • medio kg. de carne picada mixta 
  • un huevo 
  • 50 gr. arroz redondo 
  • pimienta molida 
  • orégano seco 
  • sal 
  • más 20 gr. de arroz para el caldo 

Para el final de la receta:

  • un huevo 
  • 80 ml. de jugo de tomate o tomate frito 
  • perejil fresco picado
Elaboración
Se pelan y se lavan las verduras. Luego se van a cortar. Las zanahorias en rodajas, el pimiento en tiras pequeñas y la cebolla en trozos pequeños. Se pone una cacerola con agua al fuego y se le añaden las verduras picadas. Se pone media cucharadita de sal y opcional se puede añadir media pastilla de concentrado de carne.

Se le echa también 3 cucharadas de aceite, si es posible de oliva. Se deja a cocer el caldo unos 15 minutos a fuego moderado. Mientras, se van a preparar las albóndigas. Se lava bien el arroz para quitar del exceso de almidón.

En un bol se pone la carne, sobre ella el arroz, el huevo batido, pimienta molida, orégano seco y sal a gusto. Y si os gusta podéis añadir también un poco de perejil fresco picado. Se mezclan bien todos los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea.

Luego se pone al lado un bol con un poco de agua para mojar las palmas de las manos antes de empezar a formar las albóndigas. Así se evita de que se pegue la carne de las manos. Se coge como una cucharadita colmada de carne y se va a bolear hasta que obtengamos una albóndiga.

Y así se van haciendo todas, hasta que se acaba la carne. Luego se van a añadir dentro del caldo de verduras. También se añade el puñado de arroz para el caldo. Se dejan a cocer unos 20 minutos a fuego moderado o hasta que el arroz está bien cocido.

Al final se le añade el jugo de tomate o tomate frito y se deja a cocer un par de minutos más. Se apaga el fuego y se le añade el huevo batido donde se ha añadido antes un poco del caldo caliente para romperlo un poco. Una vez añadido en el caldo se remueve por la superficie con un tenedor para romper bien el huevo.

Al final se echa el perejil fresco bien picado. Y lista nuestra sopa de verduras con albóndigas, ideal para los días de mucho frio y no solo. La podemos preparar cuando más nos apetece. ¡Buen provecho!