Cómo decorar las paredes de tu casa

Descripción
A veces, el hecho de que un hogar sea confortable depende íntegramente de los pequeños detalles.
No tenemos por qué gastarnos ingentes cantidades de dinero en amueblar de nuevo el salón, ni tenemos por qué poner de punta en blanco el dormitorio. A lo mejor lo que marca la diferencia es una cuestión muy nimia, como el color o la frialdad de las paredes.

Sustituir un color frío dominante, como el azul pálido, por otros colores más cálidos, seguramente dé a la estancia un toque mucho más hogareño, transformándola así de la noche a la mañana en un espacio que no produce angustia y en el que merece la pena tomarse un descanso largo.

Las paredes, como hemos dicho, suelen marcar la diferencia. Una pared blanca y sin adornos de ningún tipo es una pared triste, que seguramente nos haga sentir que no estamos en un hogar. Si tenemos horror vacui, sufriremos especialmente.
Pero ese horror al vacío puede subsanarse invirtiendo una cantidad pequeña de dinero, tal vez créditos rápidos online, en comprar cuadros que nos produzcan paz y serenidad, o pósteres de nuestras series y películas favoritas.

La habitación no parecerá tan grande y vacía, sino que sentiremos que nos abraza cálidamente cada vez que estamos en ella. Además, son objetos decorativos muy fáciles de encontrar.

Una segunda opción es empapelar las paredes, al menos si no nos convence la idea de buscar lugares simétricos en los que combinar un buen puñado de cuadros o pósteres. La tarea de adornar paredes con papel pintado es compleja porque requiere de cierta destreza manual y paciencia. Tenemos que medir los metros de ancho y de largo que necesitaremos para cada papel, y acudir a nuestra tienda de decoración de confianza para comprar todos esos metros en el papel que más nos guste.

También deberemos adquirir brochas gruesas y cola adhesiva. Nada de esto es especialmente caro, pero es posible que aun así queramos utilizar el comodín de los préstamos rápidos. Al fin y al cabo, si el resultado final consiste en enamorarnos de las paredes de nuestra casa, merecerá la pena.

Tags relacionados: