Optimiza el baño para ahorrar en el consumo de agua y de luz

Descripción
Una de las estancias del hogar donde más se consumen agua y energía es en el baño, una de las partes esenciales de la casa.
Para poder ahorrar en estos gastos es necesario realizar unos pequeños cambios sin tener que hacer obras, ni tampoco desembolsar una cantidad elevada de dinero, aunque, para aquellas personas que dispongan de un presupuesto más ajustado, existen otras opciones para conseguir dinero. Con esta renovación en el baño, además de economizar el gasto de luz y de agua, se favorecerá el cuidado del medio ambiente a través de las opciones ecológicas para el cuarto que existen en el mercado.

Para empezar, la bañera y la ducha son los lugares donde más se consumen agua y energía. Para disminuir el gasto, en tiendas de bricolaje hay grifos termostáticos que funcionan tanto para la bañera como para la ducha y que permiten que, por su limitador caudal, se ahorre hasta un 50% de agua; además, por su bloque térmico, se puede elegir la temperatura deseada sin que esta varíe durante la realización de la higiene personal. Asimismo, se economiza hasta un 20% de electricidad debido a que no se superan los 38º.

El inodoro es el segundo lugar del baño donde más se derrocha en agua. Para poder disminuir el consumo, solo hay que instalar un mecanismo de sistema de doble descarga, aunque, si su instalación puede resultar muy difícil de llevar a cabo, hay otras opciones como son el doble pulsador o los grifos que restringen que la cisterna se llene.

Para el bidé y el lavabo existen grifos monomando con reductor de caudal que reemplazan a los antiguos grifos que suministraban el agua caliente y el agua fría de forma independiente. Con esta solución, se combinan los dos tipos de aguas para obtener una temperatura idónea y, además, gracias al reductor de caudal, se puede reducir el consumo hasta un 50%.

Por último, para reducir el gasto de energía, están las luces LED, cuyos beneficios residen en que el tiempo de duración oscila entre los 15 a los 25 años y disminuye hasta un 90% el consumo de la luz.

En definitiva, con estos pequeños cambios, se evitará, así, reemplazar el mobiliario del baño por uno más caro para ahorrar en las facturas de agua y energía, y se colaborará con el cuidado de medio ambiente.
Tags relacionados: