Cómo eliminar la cal de todo tu hogar

Cómo eliminar la cal de todo tu hogar
Te contamos cuáles son los mejores métodos para tener un hogar libre de cal. Sabemos lo incómodo que resulta la cal en cualquiera de las habitaciones de nuestra casa, por eso te contamos todos los trucos para eliminarla de manera rápida y efectiva.
Si usted vive en una zona de aguas duras (como lo hace alrededor del 60% de nosotros), tratar con la cal puede parecer una batalla interminable.

Esos depósitos feos y escamosos se acumulan rápidamente en los accesorios de cocina y baño, tuberías y electrodomésticos. También se acumula en lugares que no siempre se ven, como el elemento calefactor de la tetera, la caldera, la lavadora o el lavavajillas, lo que los hace menos eficientes desde el punto de vista energético. ¡Otra buena razón para combatir los depósitos calcáreos!

Lo primero que tenemos que comentar es que la mejor manera para poder eliminar toda la cal de manera efectiva y rápida es con un buen desincrustante calcáreo.

Con ellos vas a poder deshacerte de la cal de cualquier superficie y es la forma más sencilla de hacerlo, por ello, se recomienda contar en casa con ellos para poder utilizarlos siempre que lo necesitemos.
A continuación te contamos otros remedios que puedes utilizar para eliminar la cal en el caso de no contar con desincrustante calcáreo, eso sí, hay que decir que con ellos no vas a obtener los mismo resultados que con el desincrustante, aunque te pueden salvar de alguna que otra situación.

Zumo de limón y vinagre
Hay un montón de eliminadores de cal de marca en las tiendas, pero el carbonato de calcio (para darle a la cal su nombre oficial) también puede ser fácilmente removido por remojo en zumo de limón o vinagre blanco común. Además, le ahorrará dinero y será más ecológico.

Necesita remojar la cal durante al menos una hora, o de la noche a la mañana para las manchas más difíciles.
Grifería y sanitarios
Prepare una botella de vinagre en aerosol con la mitad de vinagre y la otra mitad de agua, y úsela regularmente en azulejos, lavabos, baños y grifos para mantener a raya la cal. Aclarar siempre bien con agua corriente.

Para una acumulación de cal, remoje un paño o una toalla de cocina en la solución de vinagre y envuélvalo alrededor del grifo, luego déjelo por un par de horas o toda la noche. Es posible que tenga que frotar un poco para eliminar todos los residuos.

No lo use en grifos enchapados, particularmente en oro. El ácido del vinagre puede dañar su acabado.

Otro truco es cortar un limón a la mitad, exprimir un poco de jugo y poner los medios limones en las boquillas del grifo. Luego remoje un trapo en el jugo de limón y envuelva el resto del grifo.
Hervidores y cafeteras
Llene el hervidor con una solución que consista en mitad agua y mitad vinagre, y déjelo toda la noche. Por la mañana, la cal se desprenderá fácilmente. Enjuague bien para eliminar cualquier olor a vinagre. Para las cafeteras, añada la solución de vinagre al compartimento de agua, haga funcionar la máquina durante todo el proceso (sin café) y repita dos veces con agua.
Lavadoras y lavavajillas
Use una taza grande de vinagre o jugo de limón en lugar de su detergente habitual y vacíe la máquina en un ciclo de lavado normal. Para un lavavajillas, vierta el líquido en la base de la máquina. Además de eliminar la cal, ¡ayudará a refrescar su electrodoméstico!
Aseos y azulejos
Los depósitos de cal en superficies planas, como los azulejos del baño, son generalmente más fáciles de eliminar. Llenar una botella de agua pulverizada con mitad de agua y mitad de solución de vinagre blanco, pulverizar y dejar actuar durante unos minutos antes de frotar.

En los inodoros de cerámica, trate de remover depósitos muy pesados de cal frotando suavemente con un cepillo de dientes viejo (o si la cal es muy dura e incrustada, trate de usar una piedra pómez suavemente).