Cuidado con los golpes de calor en los perros

Cuidado con los golpes de calor en los perros
Los golpes de calor en los perros pueden ser fatales.
Comienzan las olas de calor y quienes más lo sufren son nuestros peludos amigos.

Hay que ser conscientes de que ellos van pisando todo el rato el suelo con sus almohadillas sin ninguna protección, y hablamos de un suelo que se calienta en muchos casos como una parrilla, sobre todo en el asfalto.

Es importante no someterles mucho tiempo al sol y sobre todo no sacarles de casa en las horas de máximo calor como puede ser entre las 11 de la mañana y las 8 de la tarde.

En el caso de tener que hacerlo, intentar llevar una botella de agua con nosotros con la que poder darles de beber y refrescarles las patas lo máximo posible. Y sobre todo buscar las zonas con sombra.

Cuidado con los golpes de calor

Al igual que los humanos, los perros también pueden sufrir golpes de calor. Tenemos que vigilar bien pues solemos darnos cuenta cuando ya les está dando uno y pueden ser fatales.

Una manera sencilla de detectarlo es fijarnos en si llevan la lengua fuera de la boca. Esto es algo que utilizan como sistema regulador de la temperatura y significa que el animal está pasando mucho calor y se está deshidratando. En esos momentos intentar darle de beber y ponerle a la sombra. Lo ideal será volver lo antes posible a casa a un lugar donde esté fresquito.