Varices en las piernas

Las varices en las piernas están provocadas por una alteración en el retorno de la sangre al corazón, y afectan por igual a hombres y mujeres. Son muchos los motivos que pueden provocar que las venas de las piernas aumenten de tamaño. Habitualmente la aparición de varices está ligada al embarazo, estar de pie muchas horas, traumatismos, vida sedentaria o factores hereditarios.
Cuando las venas aumentan de tamaño,su misión de transportar la sangre desde las extremidades inferiores al corazón se hace más difícil, y se acaba produciendo lo que se conoce como reflujo venoso, y esa acumulación de sangre en las venas hace que aparezcan las varices, nuevos canales a los que se deriva ese exceso de sangre.
La mejor manera de combatir a las varices es prevenir su aparición llevando un vida lo más sana y saludable. Algunos puntos clave a tener en cuenta son:

- Controlar el peso

- Reducir el consumo de sal

- Evitar el tabaco y el alchohol

- Evitar el uso de ropa ajustada

- Si estás muchas horas sentadas intentar movilizar las piernas y utilizar un reposapies

Si ya has llegado tarde y tienes varices en tus pierdas, en función del grado de las mismas se recomienda un tratamiento o otro. Las varices, por lo general, no causan dolor y solo es un tema estético. Pero en muchos casos si que provocan sensación de cansancio y pesadez en la piernas. Se recomienda siempre acudir al medico y al especialista para que establezcan el mejor tratamiento posible en función del grado de las varices. En algunos casos será recomendable realizar un ecodoppler.
Son varias las posibles soluciones a nuestras varices en las piernas:

- Tratamientos quirúrgicos bien con cirugía tradicional o con cirugía láser.

- Tratamiento no quirúrgicos como puede ser la eco esclerosis con espuma o bien el uso de cremas para las varices que se han demostrado como eficaces contra varices de grado I, II y hasta III

- Mejorar los hábitos de vida