No dejes que el estrés pueda contigo

Descripción
El estrés es algo que afecta de modo diferente a cada persona, en función de los recursos que ésta perciba que tiene para hacer frente a la situación.

El estrés, en el lenguaje de los psicólogos, viene a referirse a una situación
sostenida de sobrecarga en la que la persona ve desbordados sus recursos a la
hora de hacerle frente.



Implícita en esta definición está la idea de que el mismo
acontecimiento estresante afecta de manera diferente a distintas personas y en
distintos momentos, dado que los factores implicados son: el nivel de presión
de la situación, el tiempo que se mantiene esta presión y la percepción de
recursos que tiene el individuo para hacer frente a la presión y resolverla.



Puede ocurrir que la misma situación, pues, sea percibida por una
persona como tolerable, o incluso estimulante, pero destructora o insoportable
por otra. La primera tiene habilidades y recursos, y sabe que los tiene, tanto
externos como psicológicos, para hacerle frente; la segunda no tiene, o cree no
tener, recursos internos o externos para manejar la situación.



Independientemente de lo anterior, un buen estilo de vida, con
suficiente tiempo para el descanso y la gratificación personal, protege contra
el estrés, porque sitúa a nuestro sistema en un punto de partida óptimo para
afrontar situaciones. Por ello, siempre que puedas procura comer y dormir bien,
hacer cosas que te gusten, tomarte tiempo para ti mismo y no abusar de sustancias
excitantes; el ejercicio físico acabaría de completar esta lista de
indicaciones.



Si el estrés ya está aquí, puedes gestionarlo mejor buscando ayuda para
afianzar tus recursos de afrontamiento: o bien aprender nuevas habilidades de
hablar en público, gestionar agendas, priorizar, ser asertivo y decir que no,
etc? o bien confiar en las que ya tienes. En esto, puede ayudarte cómodamente
un psicólogo.







Tags relacionados: