Consejos pata llevar una vida positiva

Consejos pata llevar una vida positiva
Para ser verdaderamente positivos, necesitamos deshacernos de nuestra piel negativa en lugar de suprimirla.

La positividad es elegir ver el lado bueno de la vida. Es reconocer que la lucha y el dolor no son todo lo que hay, aunque sea lo único que veamos en un momento determinado. Es ver lo bueno en las personas, aún cuando tengamos que buscarlo. Se trata de confiar en nosotros mismos. Incluso con el dolor, la pena y el mal, siempre hay un bien, y en eso es en lo que debemos enfocar nuestra energía.


Por el contrario, la negatividad consiste en encontrar fallas y preocupaciones en las personas y situaciones. Se trata de concentrarse en la única cosa que salió mal cuando un millón de otras salieron bien. Y se trata de menospreciar a la gente sin intentar ver quiénes son. ¿Pero qué pasa si nuestras vidas no son perfectas? ¿Deberíamos fingir que nuestras luchas no existen? De ninguna manera! Solía pensar que si compartía mis dificultades, la gente pensaría que estaba siendo negativo. Entonces me di cuenta de que el hecho de retener todas las cosas malas me hacía sentir aún peor. En vez de sentirme libre y optimista, me sentí atrapada.


Ser positivo no se trata de proyectar una vida perfecta. Más bien, se trata de elegir ver lo bueno de la vida, creer en el poder del estímulo y tener la esperanza de que las cosas mejorarán.

Ahora a las cosas buenas. No importa en qué punto te encuentres en la elección de la positividad, aquí tienes algunos consejos sobre cómo ser una persona más positiva añadiendo algo de optimismo a tu vida, incluso cuando el mundo se caga encima de ti.

1. Escucha música que emita el mismo estado de ánimo en el que quieres estar. Considera tanto el tono como el tipo de música y también si te trae recuerdos positivos del pasado. La música es indescriptiblemente poderosa y usar su magia para alegrar el día mi día ayuda mucho.

2. Coma sano. Comer saludable y beber muchos batidos llenos de nutrientes y vegetales te ayudará a encontrarte mejor.

3. Rodéate de influencias positivas. Pasa tiempo con personas que crean en ti y en tus sueños. Busca a otras personas que hagan que tu espíritu se sienta lleno y elevado. ¿Las otras personas que te derriban? Decide por ti mismo si realmente tienen un lugar en tu vida. Si no lo tienen, ten el valor de seguir adelante.

4. Practica la positividad. Esto es, incluye actividades positivas en tu vida para, poco a poco, cambiar tu forma de pensar. De la misma manera en que un fotógrafo eventualmente comienza a ver el mundo en imágenes, hay cosas que todos podemos hacer para, eventualmente, ver el mundo en una luz positiva.

5. Establecer metas. Tener objetivos para trabajar puede hacernos más positivos. Cuando nos sentimos estancados e inseguros, es mucho más fácil ver las partes malas de la vida. Empieza por algo pequeño y recuerda todas las cosas grandes que puedes lograr.

6. Desafíe los pensamientos negativos con los positivos. Los pensamientos negativos son la base de la negatividad y pueden parecer difíciles de evitar o borrar. Siempre que pienses algo negativo, intenta buscar el lado positivo de la situación. Cada vez te irás sintiendo mucho mejor. ¡Empieza desde ya!

7. Sonríe. Parece simple, ¿verdad? En realidad hay estudios que han demostrado que el solo hecho de sonreír puede hacerte más feliz y más optimista.

8. Comparte tus problemas. Dejar que tus luchas se encierren en una botella es sólo una crisis nerviosa que está esperando a suceder. Si compartimos nuestras dificultades, podemos recibir estímulos de otros que nos ayudarán a re enfocarnos en nuestra fuerza, coraje y perseverancia. Esto se puede hacer de varias maneras, desde llamar a un amigo hasta escribir una entrada sincera en el blog.